7 formas de reducir el uso de agua desde tu hogar

El desabasto de agua en la Ciudad de México comienza a ser irreversible. Reutilizar el agua en casa y la captación de agua de lluvia, son soluciones que ayudan a mitigar este problema.

Para 2030, tendremos que encontrar 27% del abasto actual de agua a través de nuevas fuentes. Si no lo hacemos, pueden aparecer graves problemas sociales, ha advertido la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“La situación de desabasto de agua en la ciudad de México será muy grave. Y lo que nos está diciendo la Conagua es que en menos de 15 años vamos a tener que encontrar la tercera parte del agua que consumimos ahorita y no sabemos de dónde la vamos a obtener”, comentó Nabani Vera Tenorio, director de comunicación de Isla Urbana.

Los problemas con este recurso parecen no tener una solución concreta. Para la directiva es necesario armar el rompecabezas del problema. Por ejemplo, reutilizar el agua en casa y la captación de agua de lluvia, son esfuerzos que pueden ayudar a mitigarlo.

Con más de 5,000 sistemas de captación de lluvia instalados en la Ciudad, principalmente en el sur y oriente, el equipo de Isla Urbana está convencido de que la captación de lluvia es el primer paso.

Cada año, nuestro país recibe aproximadamente 1,449 millones de metros cúbicos de agua en forma de precipitación. De esta agua, se estima que 72.5% se evapora y regresa a la atmósfera; 21.2% escurre por los ríos o arroyos, y el 6.3% restante se infiltra al subsuelo de forma natural y recarga los acuíferos, según la Semarnat y la Conagua.

“De 40 a 60% del agua se pierde en fugas. Para que a una persona le llegue un litro de agua a su llave, en el trayecto ya se perdieron 600 mililitros por cada litro. Estamos sobreexplotando los acuíferos y quitándole el agua a otros estados”, destacó Vera Tenorio.

Un habitante de la Ciudad de México consume 300 litros de agua al día en promedio, al año consume 109,500 litros al año.

“Con la reutilización del agua en casa, la captación de agua de lluvia y ahorradores de agua un mexicano promedio consumiría aproximadamente sólo 27,500 litros al año”, comentó Tenorio.

Isla Urbana

En 2009, el diseñador industrial Enrique Lomnitz inició un proyecto llamado  Isla Urbana, que buscaba utilizar el agua de lluvia para su uso doméstico en zonas de escasos recursos.

Uno de los objetivos ahora para el equipo de Isla Urbana es cubrir las zonas de la ciudad de México donde las personas se abastezcan de agua principalmente por pipas.

“Lo primero que debemos hacer es cambiar la mentalidad hacia el agua de lluvia. Muchos mexicanos creen que el progreso y el desarrollo tiene que venir acompañado de estructuras complejas y costosas, si no, no es un avance o una solución real”, destacó Tenorio.

Es por eso, añade Tenorio, que comunidades rurales terminan con las calles pavimentadas cuando en realidad no necesitaban eso.

La lluvia ácida también es otro factor de desconfianza, ya que se ha incrustado en la conciencia colectiva. Aunque químicamente la lluvia, para ser ácida debe haber altos contenidos de radiación como en Chernóbil después del accidente nuclear.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *