Crear espacios públicos en huecos urbanos

Los espacios públicos son fundamentales en el equilibro social. En ellos las personas se encuentran como iguales -así la apropiación de la ciudad es colectiva- y se revitaliza la actividad económica en su alrededor. Para ofrecer más espacios verdes y de esparcimiento hay que reaprovechar el suelo que ahora está subutilizado. Una propuesta es rehabilitar los inmuebles y espacios que se utilizaban para la actividad industrial y convertirlos en espacios públicos.

En una ciudad como la CDMX que tiene alrededor de 8,800,000 habitantes según el último censo de población del INEGI y donde cada uno tiene entre tres y cuatro metros cuadrados para su esparcimiento, el reciclaje de suelo es necesario.

El DF ha cambiado sustancialmente en las dos últimas décadas: de ser una entidad que vivía de la industria pasó a ser una ciudad que depende de los servicios. Con este cambio en la economía, los dueños de las fábricas y naves industriales se desplazaron a la periferia y dejaron grandes laboratorios, bodegas y vías de tren de carga en desuso. Ahora hay que recuperar esos espacios.

Para encontrar formas creativas de generar espacios naturales, paisajes urbanos o camellones con vegetación y jardineras, la capital mexicana debe voltear a ver a casos de éxito como el de Bogotá -urbe modelo para América Latina en este sentido-, que desde 1992 ha recuperado espacios que permanecían en el abandono. También Medellín que invirtió en la remodelación de los huecos urbanos para la dignificación y el rescate de las zonas excluidas en las que éstos se hallaban.

En Nueva York, un tramo de las vías de tren elevadas –el Highline– estaba abandonado y a punto de ser derruido. Las autoridades ya habían aprobado su demolición, hasta que una iniciativa ciudadana promovió que esta insignia industrial en desuso fuera convertida en un parque lineal que la gente pudiera disfrutar. El proyecto sumó adeptos, se concretó y ya es una atractivo de la ciudad. No sólo se busca resolver la movilidad de la región sino integrar a la gente que ahí vive para contribuir al uso equitativo de los espacios públicos en la ciudad.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *