Entradas

Firma de Convenio Intermunicipal para la Creación del Instituto de Planeación Metropolitana

firmaDescarga el Convenio Intermunicipal aquí

 

 

Planeación metropolitana, la gran noticia.

 

Arq. Antonio Alvarez

Zaragoza-y-5-de-Febrero-las-calles-mas-dificiles-de-Queretaro

El pasado Jueves 30 de Octubre, apareció en los medios impresos de la Ciudad de Querétaro la rimbombante noticia de la tan esperada (tan anunciada diría yo), conformación del Instituto Metropolitano de Planeación. La noticia, una más al respecto, es alentadora, generadora de expectativas y en todo caso objeto de seguimiento puntual. Lo malo, por decirlo así, es que ésta “gran noticia”, la hemos leído ya en varias ocasiones en los últimos dos años sin que al momento, haya pasado de pose de foto y discurso político a una verdadera gestión trascendente. El 20 de Octubre de 2012 aparecía una nota en el Periódico Universal de Querétaro titulada “Prevén pacto por desarrollo.”, el singular título de la nota resulta con el paso del tiempo tan propio de nuestra cultura de demagogia y protocolo como el mismo contenido de la nota, en ella el alcalde del municipio de Corregidora señalaba:

“Lo primero que tenemos que hacer con este instituto es ciudadanizarlo para quitarle a los políticos la visión urbana de corto plazo ya que los presidentes municipales duramos en el cargo tres años y los institutos de planeación y el metropolitano —integrado por ciudadanos— pueden durar seis años.”, opinó.[i]

De inicio lo interesante entonces era encontrar que la creación de dicho instituto formaba parte de la agenda política de los interesados, es decir, los alcaldes de Querétaro, Corregidora, El Marqués y Huimilpan, expresaban públicamente, la decisión simple de estar de acuerdo en ponerse de acuerdo. La lectura en todo caso era esperanzadora.

Y sí, el 31 de Octubre de 2012 con la presencia del Gobernador del Estado se suscribió un acuerdo que lleva por título: “Firma del acuerdo de voluntad política”, y el discurso proclamado hablaba sobre todo de “acciones concretas”, en el mismo momento que se firmaba un documento que solamente acreditaba voluntad política, o sea, se hacía oficial que si estaban interesados en ponerse de acuerdo, pero nada más. La lectura en todo caso confirmaba cierto avance.[ii]

El día 20 de Marzo de 2013, el periódico Universal de Querétaro publica la nota titulada: “Instituto Metropolitano, en Mayo.”, en esta ocasión el alcalde de Querétaro decía en Marzo que sería en Mayo cuando pudiera estar constituido jurídicamente el Instituto Metropolitano de  Planeación, una vez más se hacía público que ya estaban (los alcaldes en cuestión), de acuerdo en ponerse de acuerdo. O sea, – se está trabajando en el asunto, podría ser una lectura adecuada para dicha nota.[iii]

Tan sólo unos días después el 13 de Abril del mismo año (2013),  se publicaba una nueva nota de la misma fuente que entre otras cosas decía así: “Para la segunda quincena del mes de mayo estará conformado al 100% el Instituto Metropolitano de Planeación, aseguró el presidente municipal de Corregidora, Antonio Zapata Guerrero.”[iv]

En esta nota además se insistía en que la intención de este Instituto incluía una visión de zona metropolitana para los siguientes 50 años. La lectura ahora sería, – bueno, se tardaron pero ya en quince días queda, por fin se pusieron de acuerdo.

Y así, en el marco del Simposio Nacional Metropolitano, el 2 de Mayo de 2013 el alcalde Loyola Vera manifestaba que todo estaba listo:

“Está listo el diseño, el modelo. Hemos platicado con los diferentes alcaldes para avanzar en el tema”, apuntó el alcalde.[v]

Esta nota, también de la misma fuente, se titulaba “Planean el futuro de Querétaro.”, y ya para entonces la lectura del ciudadano sería a manera de pregunta: – Quienes?

En fin que así nos quedamos, algunas notas más y la misma noticia. Ahora el 10 de Junio ya de 2014, donde el alcalde Loyola una vez más comentaba para los medios que era un asunto que debía quedar listo “en los próximos días, toda vez que faltan detalles mínimos por revisar….”, para este entonces la lectura podría ya ser cualquiera, y más aún con el siguiente remate: “la voluntad sigue manifiesta…”, y claro, además de manifiesta, dicha voluntad la firmaron con bombo y platillo muchos meses atrás.

Total que notas iban y venían siempre con el mismo discurso, “urgente”, “inaplazable”, “indispensable”, “necesario”, y otras como “solo faltan detalles”, “está listo”, sólo confirmaban que estaban de acuerdo pero no tan de acuerdo, en ponerse de acuerdo.

El 7 de Julio de 2014, en una nota titulada “Urgente consolidar el instituto metropolitano”, el alcalde de Corregidora volvía a declarar que el instituto debería de consolidarse en “las siguientes semanas”, en claro contrapunto ya, con “los próximos días” del alcalde de Querétaro tan sólo un mes antes, a lo que en una siguiente nota el 11 de Julio el alcalde de Loyola expresó abiertamente que el retraso con el instituto era culpa, así lo dice, del alcalde Zapata pues “no han terminado de leer los documentos”.  Aquí la lectura es ya más bien como de risa, – es decir, ni los municipios y mucho menos sus alcaldes están de acuerdo en ponerse de acuerdo.

Y bueno, que como ya decíamos al principio de este artículo, el pasado 29 de Octubre hubo una nueva reunión, ya no sabemos cuántas van, y de ahí varias notas periodísticas que tampoco sabemos cuántas sean, en donde con nuevos bombos y nuevos platillos se anuncia que el proyecto del Instituto Metropolitano por fin es un hecho. Dos años exactamente después de la firma de un “acuerdo de voluntad”, nos confirman que sí hay voluntad. Un nuevo Noviembre, dos años después, se anuncia como el mes en el que se presentarán de manera simultánea los proyectos a los diferentes cabildos para su aprobación. La foto de ésta última nota parece una copia de la de hace dos años, las mismas sonrisas, la misma pose, el mismo discurso.

Se entiende que la gestión de las políticas públicas implica tiempo en su diseño e implementación, lo que no queda claro es porque la voluntad expresada y firmada rinde frutos mucho tiempo después del que las propias autoridades anunciaron una y otra vez. Al mismo tiempo, en ese tiempo de acuerdos escenográficos, la ciudad crece, la interacción intermunicipal aumenta, la ciudad se descompone. Mientras, habremos de esperar que ponerse de acuerdo, siga dependiendo de acuerdos y convenios de protocolo, dependemos de nuevas voluntades, nuevos alcaldes, nuevas fotos, nuevas notas, nuevas promesas. No encontramos en estas notas periodísticas, esa señal de urgencia que proclaman, no encontramos en la realidad cotidiana una señal de que la planeación metropolitana pueda ser: “una gran noticia.”

 

 

[i] Ver nota periodística. http://www.eluniversalqueretaro.mx/portada/20-10-2012/preven-pacto-por-desarrollo#sthash.M7AimVim.dpuf

[ii] Ver nota periodística.  http://www.oem.com.mx/diariodequeretaro/notas/n2754799.htm

 

[iii] Ver nota periodística.  http://www.eluniversalqueretaro.mx/metropoli/20-03-2013/instituto-metropolitano-en-mayo#sthash.GeFMMKca.dpuf

[iv] Ver nota periodística.   http://www.eluniversalqueretaro.mx/metropoli/13-04-2013/en-mayo-instituto-metropolitano#sthash.QcUzij98.dpuf

[v]Ver nota periodística.    http://www.eluniversalqueretaro.mx/metropoli/02-05-2013/planean-el-queretaro-del-futuro#sthash.y6HZiDiN.dpuf

Entre todos no hay codazos

Durante los últimos tres meses un entusiasta grupo de servidores públicos ha venido trabajando la confección institucional del Instituto Metropolitano de Planeación. El reto es crear un organismo vivo y fuerte; legitimado plenamente en la ciudadanía y capaz en lo técnico de guiar el futuro de esta gran Ciudad, hoy indivisible y compartida por Corregidora, El Marques, Huimilpan y Querétaro.

Read more

Agenda Urbana 2013

Que buen año para el urbanismo queretano fue el 2012! 

 

Hay que reconocer que la mayor parte de los propósitos se cumplieron: después de 14 años de discusiones se logró por fin el Nuevo Código Urbano. Después de mucho pensarlo el gobierno se atrevió a tocar nuestro icónico acueducto y le entró al tercer carril bajo los Arcos, que ya está casi listo; de pilón, se hizo la modernización de vieja carretera hasta La Cañada con lo que la conexión hacia la zona central del Estado ya no gravita solo en la Autopista 57. 

 

 

Más allá de obras, son los acuerdos de política urbana lo relevante. Algunos, como es mi caso, pensamos que el año pasado fue el principio de un gran futuro para nuestras ciudades. Para otros 2012  fue el año funesto en que inicio un cambio total en las reglas de juego inmobiliario que tanto les habían favorecido en lo particular y (seguramente) estarán planeando como seguirse resistiendo en 2013… Allá ellos, pues el cambio está en marcha y tiene todo el apoyo político que requiere. 

 

La agenda del año que inicia es igual o más ambiciosa que el anterior: además de continuar la reforma del transporte público, que va despacio y requiriendo mano firme; en el nivel regional se habrá de construir el Instituto Metropolitano de Planeación al tiempo que, en lo local, es obligatorio insertar el Nuevo Código Urbano en los reglamentos municipales. Otro reto mayor pues los Señores Regidores y algunos funcionarios deberán renunciar a la autocracia y ajustarse a un modelo no discrecional en la toma de las decisiones urbanas. Solo con estas acciones y la nueva Procuraduría, el sistema jurídico para la regulación del suelo estará completo. 

 

Los objetivos de esta Agenda Urbana  2013 son de gran complejidad; como se dice ahora — “transversales”– pues además del alto contenido institucional, su efecto definirá un nuevo modelo político-económico vinculado a lo inmobiliario y determinará a su vez un nuevo esquema de pesos y contrapesos entre niveles de gobierno y también entre ciudadanos y autoridades.

 

Y es que meter la planeación donde no es bienvenida (para algunos otrora influyentes) va a costar trabajo. 2013 debe ser el año de la protección al medio ambiente, el ordenamiento territorial y la movilidad sustentable. ¿Qué más agenda puede haber que esa, en una ciudad a la que según declaraciones recientes le llegan cientos de familias cada mes?

 

Con el Pacto Metropolitano de noviembre pasado, los presidentes municipales de la zona conurbada dieron la oportunidad a lo que puede ser uno de los pasajes más serios de nuestra joven era de alternancia democrática. De la mano del Gobernador Calzada estos cuatro fantásticos se han propuesto crear un ejemplo de madurez política y conciencia de lo público; una nueva institución que signifique la idea, por lo menos en materia de planeación, de un verdadero gobierno sin colores.

Respecto de la reforma del transporte público, la verdad es difícil hacer predicciones. Las cabañuelas anuncian que hará frio y quizá lloverá; esperemos no se cumpla el presagio y en la Secretaría de Gobierno salga el sol en todo su esplendor…

 

En fin, quien quita y 2013 nos trae también el advenimiento de una nueva generación de políticos… Aquellos jóvenes que entiendan que la representación ciudadana es ahora más rentable que el juego partidista.

 

Vamos pues tras la configuración de una institución incluyente y blindada a los cambios de cada tres años; por un Instituto de Planeación Metropolitana que se atreva a transferirle poder a los ciudadanos y nos dé la oportunidad de opinar sin que nadie se sienta agraviado.

 

Gracias a todos mi amables lectores y participantes de Hacer Ciudad en Facebook. Los invito a checar esta y otras colaboraciones en el Blog hacerciudad1.blogspot.com. Salud!!! pues ya con eso y un poquito de ingenio la vida va.

Pacto Metropolitano

 Por MNU y Lic. Gabriel Ballesteros Martínez

Por  iniciativa del Presidente Municipal Roberto Loyola y en concordancia con el modelo de planeación instituido en el Nuevo Código Urbano, el día de hoy y teniendo como espléndido marco el antiguo palacio del Jardín Guerrero,  se firma el pacto de “voluntad política” entre los cuatro ediles de la zona conurbada de la Ciudad de Querétaro;  punto de partida para el Instituto Metropolitano que guiará la planeación, el ordenamiento territorial y la provisión de servicios compartidos en esta gran urbe. 

 

La voluntad política es una suerte de energía que enciende a la administración pública, un tesoro inmaterial, un intangible algo caprichoso y a veces caprichudo. Como los glóbulos rojos a la sangre, como la mitocondria a la célula, sin esa voluntad la emocionante experiencia de gobernar podría resultar tan aburrida y torturante como el partido entre nuestros aporreados plumíferos y el San Luis de la semana pasada. 

 

Y es que hay que correr riesgos, asumir liderazgos y reformar el pensamiento burocrático o morir y hay que hacerlo rápido pues el reloj municipal tiene manecillas muy inquietas; eso lo saben María, Toño, Enrique y Roberto pues para todos fue prioridad iniciar pronto con el tema urbano so pena que la agenda individual socavara el proyecto de una visión común de la Ciudad que todos nos ofrecieron en campaña; un discurso al que sus antecesores huyeron cual si fuera espanto de día de muertos.

 

A partir de este día comenzará sin cesar en Huimilpan, El Marques, Corregidora y Querétaro, el discurso sobre la vida metropolitana. Una nueva entidad que proteger y organizar; una nueva razón para orientar el gasto público, conceder concesiones, licencias y autorizaciones. 

 

Y es que el esfuerzo de coordinación administrativa y política que demandará este pacto presionará varias oficinas públicas tanto a nivel municipal como estatal. El solo hecho de compartir los programas de obra pública o iniciar el ejercicio de informar sobre los expedientes inmobiliarios de uno a otro ayuntamiento dentro del polígono metropolitano, prefigura un cambio institucional  mayor.

No más regidores y presidentes en fuga; no más endeudamientos injustificados para financiar lo privado; no más decisiones electoreras de la obra pública. Hoy nace el nivel metropolitano de pensamiento público. Hoy gracias a la predominancia de esa “voluntad política” se pone la primera piedra para la edificación de un concepto de sustentabilidad a la queretana y sin colores.  

 

Bravo presidentes, los ciudadanos estamos atentos y a sus órdenes…