Y las banquetas apá ?…

Por Gabriel Ballesteros Martínez

Que no me tilden de aguafiestas los señores responsables de la obra pública; bienvenidos los mega pasos a desnivel, las vueltas a la izquierda y los túneles. Dios nos libre de las curvas malditas y los embudos del Acueducto… pero….. ¿¡ y las banquetas apá  ?!…

Ser la comunidad más obesa del planeta es un galardón poco presumible. El 25 de enero, el Presidente Calderón  hizo oficial que México ocupa el primer lugar en obesidad infantil y adulta así como el primer lugar en diabetes infantil. No se contestar si  no hacemos ejercicio porque no tenemos donde –o porqué de plano aunque tengamos–  somos un pueblo malnutrido glotón y perezoso. ¿Quién sabe?… lo que sí puedo afirmar es que nuestro diario peregrinar por esta ciudad debe hacerse en coche,  pues solo estamos haciendo infraestructura para la escala vehicular de la Ciudad. El ejercicio que podríamos hacer,  aunque fueran unos breves pasos a diario, casi está vedado en virtud del riesgo que significa andar por muchas zonas de la metrópoli.
Intente Usted pasar caminando por el puente de Virreyes desde Plaza Galerías a los cines que están enfrente donde la Santa María. Luego, aventúrese a pie a comer una hamburguesa al Mc. Donald´s que está del otro lado de la calle. Este recorrido es el que hacen muchos adolescentes un sábado por la tarde con sus amigos y créame, es muy peligroso.  
Lo reto a que se aviente el paso de la muerte entre la zona comercial de Bernardo Quintana y el Querétaro 2000 por un tunelillo que no resuelve o por otro que lo hicieron dren.  Anímese,  que con el susto igual y quema Usted más calorías ya que en esta zona el cruce es solo para automotores. Los puentes peatonales que cruzan sobre esta vialidad están muy viejos y en juicio. Pase lo que pase,  deberán ser renovados pronto pues ya están marchitos.
La verdad es que las banquetas se nos han olvidado. Estos son solo algunos ejemplos; se sacrifican cuando se diseña y con ello se desconecta la Ciudad y la oportunidad de movernos a pie… ya ni hablar de la bicicleta. 
Celebro en verdad la velocidad  y calidad con que se está llevando a cabo el Distribuidor Vial Bicentenario; es sorprendente como no se ha truncado el tráfico con semejante obra,  según lo podemos confirmar los cientos de supervisores involuntarios que vivimos por ahí. Lo que si no puede verse todavía son las banquetas, las que supongo de gran amplitud. Es indispensable un buen cruce peatonal por debajo de Bernardo Quintana entre la Ciudad y la zona de Milenio y Loma Dorada, solo así se podrán amparar las miles de personas que transitan rumbo del jornal en alguna construcción de Milenio o bien a estudiar en la Universidad Cuauhtemoc  o simplemente para cruzar hacia el agradable Parque de Carretas.
Hablando de enormes puentes, hoy tuve en mis manos un render de lo que será el Distribuidor Querétaro Capital. Se ve estupendo y seguramente resolverá el nudo que se hace en este centro neurálgico de la Ciudad. Sin embargo, no me queda claro cómo se va a preparar esta muy necesaria solución vial para interactuar con los peatones.  Un hotel, dos plazas comerciales, un gran parque recreativo y una vasta zona habitacional a su alrededor, lo ameritan. Al revisar el gráfico, se pueden ver las cebras –no cabe duda que ahí están– pero salen de una banqueta para conectar con unos espacios ajardinados bajo las traves de la gran avenida, por donde supongo el peatón seguirá su rumbo. Las banquetas más bien parecen guarniciones.  En lugar de esos espacios ajardinados de relleno y que acabarán de tierra, sería mejor conjugar sendas amplias para que al cruzar el transeúnte lo haga tranquilo, sin sentir que el camión urbano le resopla por los codos. ¿Se acuerdan de un programa de televisión “aprendiendo a pintar con “Bob Ross”?… Si?… porqué no trazar “una banqueta feliz!!” 
Son muchos los que hacen la ciudad: los que la presupuestan, los que la piensan, los que la trazan, los que la dibujan, los que la ordenan, los que la concursan.  Yo pregunto ¿Qué ustedes no caminan?… Lo cierto es que se les olvidan las banquetas pero a nosotros, los que las pagamos no. Quizá por eso somos la comunidad más choncha del planeta azul… ya lo dijo Calderón.
P.D. Ya concluyeron los foros para el análisis del Código Urbano… ¿es la hora de legislar?
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *