Avala Ballesteros plan Loyola para orden urbano

11 de octubre de 2013
Heidy Wagner
Querétaro, Qro.- “Actualmente la zona metropolitana de Querétaro está alargada, es una ciudad achorizada hacia San Juan del Río o hacia Celaya, es algo a lo que tenemos que ponerle cabeza porque no es lo correcto”, afirmó el urbanista Gabriel Ballesteros Martínez.

En entrevista en el Noticiario ABC DIARIO Segunda Emisión, con Adán Olvera y Sergio Magaña el experto en urbanismo consideró necesario planear el desarrollo y crecimiento de la zona metropolitana de Querétaro como lo ha venido proponiendo el alcalde capitalino, Roberto Loyola Vera.

“Porque indiscutiblemente la limitación de los recursos naturales, los recursos hidráulicos y un apropiado proceso de infraestructura, de redes de movilidad y de redes de intercambio de bienes, debe de darse también al mismo tiempo, porque en 15 años podríamos ser más de un millón de habitantes”, expresó.

De tal manera coincidió en la urgencia de establecer reglas concretas respecto al crecimiento que deberá tener la ciudad, porque admitió, hoy en día la problemática del agua en Querétaro tiene varias vertientes que deben ser analizadas a profundidad, “primero es la extracción del agua que hacemos del manto del Valle de Querétaro que se supone que con el nuevo Acueducto II íbamos a dejar de extraer agua de ahí en una cantidad importante, creo que sólo se cerró uno por ahí, tenemos un problema de captación de agua pluvial en el sistema de bordería alrededor de la zona metropolitana cuando llueve uno de los problemas de la lluvia es que no contenemos el agua afuera de la ciudad, porque no sólo es la que llueve aquí sino la que escurre por dentro de la ciudad que ha llegado a romper los drenes y la otra es que no la estamos reutilizando en las cantidades en que podríamos estarlo haciendo”.

Por lo que advirtió, el proceso de la infraestructura hidráulica para el saneamiento va muy despacio incluso más lento que la cantidad de gente que diariamente llega a vivir a Querétaro.

“Entonces aunque sea difícil frenar el proceso de desarrollo porque la iniciativa privada tiene sus tiempos, considero que este gran proyecto que es el Instituto Metropolitano de Planeación que el presidente Roberto Loyola propuso y que los otros tres presidentes municipales, incluso han signado un pacto político para crearlo es el siguiente gran paso que tenemos que dar independientemente de la cantidad de habitantes que lleguemos a ser algún día, pero en orden”.

Aunado a esto Gabriel Ballesteros también recomendó ponerse de acuerdo tanto a las dependencias del ramo como a la industria desarrolladora de vivienda, “porque son muchos números y estadísticas que dan, por una parte la Industria de la Vivienda da un número de viviendas que produce al año, la CONAVI dice que necesitamos cierta cantidad de viviendas porque hay personas con determinado número de salarios que pueden acceder a una casa, y hace unos días la IVEQ dijo que faltaban 50 mil viviendas de interés social”.

De tal suerte apuntó, todos esos datos deben de llegar a una misma meta, “no pueden estar cada una de las instancias del estado o de la iniciativa privada vaticinando lo que es necesario hacer porque después viene el problema que se tiene que hacer obra pública emergente porque resulta que se hicieron desarrollos donde todavía las interconexiones no estaban hechas y se saturaron, se hicieron nudos viales en la parte interna de la ciudad como ha pasado en los últimos años”.

Finalmente sostuvo, el tema del crecimiento de la zona metropolitana debe ser abordado con seriedad por parte de todos los sectores sociales y económicos, “desde la academia, desde el contratismo, desde la vida de desarrollo de vivienda intensiva o desde los ambientalistas, es decir todo mundo se tiene que despojar de los radicalismos y poner en la mesa claramente cuáles son las necesidades que tiene la ciudad de acuerdo a como hoy es y como queremos que sea”, concluyó.