La ciudad del futuro estará en México. 400 hectáreas de bosque junto con tecnología 100% sustentable

Un territorio que iba a ser convertido en un centro comercial, ahora dará lugar al primer bosque habitable e inspirado en los diseños maya.

Las películas de ciencia ficción llevan años anunciándolo: el futuro se vivirá en ciudades muy distintas a las que habitamos hoy en día. En las de los 70s u 80s, las ciudades siempre eran imaginadas como metrópolis ultra tecnológicas, llenas de naves, puertos de aterrizaje, luces y hologramas. Hoy en día las cosas han cambiado un poco, dentro del imaginario de la fantasía científica. Cuando no presentan el futuro como un desierto post apocalíptico, nos lo presentan como un oasis artificial, en el que la naturaleza fue recuperada, con el fin de darnos una réplica futurista de los bosques y amplios espacios que habitamos en el pasado más lejanos. 

Eso es un poco lo que tiene en mente el revolucionario arquitecto italiano Stefano Boeri. Un innovador en el área de planeamiento de territorios y aprovechamiento de los recursos, Stefano busca crear ciudades que usen todos los avances de la tecnología moderna, a la par con el conocimiento que los pueblos originarios tenían sobre su entorno. Los resultados son realmente fascinantes.

Teniendo en cuenta que las fotos que Stefano presenta son recreaciones de cómo se verá el proyecto final, no podemos sino que maravillarnos con su ambición y manera de entender el concepto de una ciudad. A diferencia de las grandes ciudades rodeadas de edificios, Stefano ve las ciudades como un espacio para vivir dentro de la naturaleza. El progreso humano siempre se caracterizó por domar y poner a trabajar a la naturaleza a nuestro favor. Para Stefano, somos nosotros quienes tenemos que encontrar nuestro lugar en el medioambiente.

El lugar elegido por Stefano para situar su bosque poblado, es en la localidad de Quintana Roo, México. El territorio en el que se está desarrollando el plan está compuesto por un enorme sector boscoso, el que originalmente iba a ser arrasado para hacer espacio a un monstruoso complejo de compras y tiendas.

En su lugar se mantendrá el bosque, dejando espacio para 75 millones de plantas. El espacio podrá albergar a 130 mil habitantes, los que convivirán entre la naturaleza y tecnología de última generación, la que irá a perfeccionar la obra del bosque más que a reemplazarla. Las maneras de conseguir energía serán 100% renovables, ocupando la energía solar para cargar generadores.

Un proyecto así de revolucionario no le vendría nada de mal a este mundo. Especialmente si su primera versión tiene lugar en los bosques mexicanos.

Fuente: Upsocl

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *