Documentos: Programa Nacional de Vivienda 2019-2024

Presentación PNV

Presentacion_PNV_191126_1919hrs_reducida

Plan nacional de Vivienda 2019-2024

Programa_Nacional_de_Vivienda_2019-2024 (1)

El costo económico de la creciente congestión en las ciudades

Tráfico
El otro día me topé con un artículo donde se comentaba en cuanto dinero se estima que le cuesta a la gente estar en un embotellamiento. ¿Te imaginas cuánto? Te aseguro que la cantidad que estás pensando no se acerca ni remotamente.

Apenas, el del Instituto Mexicano para la Competitividad, IMCO, dio a conocer los resultados de su estudio ‘El Costo de la Congestión: Vida y Recursos Perdidos’, dicho estudio se hizo analizando datos entre los que se consideraron los patrones de traslado de las personas y su comparativo con el nivel de congestión entre transporte público y automóvil. El objetivo era examinar las horas perdidas al año y el costo en dinero que genera la congestión vehicular en 32 ciudades mexicanas.

El punto de partida, según decía Eugenio Riveroll, de Sin Tráfico, es la necesidad de calcular cuáles son los impactos que tiene la economía de los residentes del país la creciente congestión vial que aqueja a muchas ciudades de la república, por ejemplo, este estudio dejó muy en claro que cada persona, de los 32 estados que se analizaron, pierde al año un promedio de 100 horas en traslados, y eso a mí me parece que es muchísimo tiempo desperdiciado.

Las oportunidades perdidas de ingreso para los usuarios del transporte público representan la asombrosa cantidad de 69 mil mdp al año, mientras que para los que utilizan automóvil representan 25 mil mdp anuales. A mí esto me parece increíble y yo no sé ustedes, pero si es un poco deprimente saber la cantidad de dinero que perdemos al transportarnos en esta caótica ciudad.

Gente en la ciudad
Notimex

En una columna anterior hablé sobre la micromovilidad, que es una alternativa a las soluciones de transportes, que resuelven el primer y el último trayecto de los recorridos diarios, por ejemplo, el que va de tu casa al Metro o el que va de una estación de metrobús a tu oficina, o sea recorridos de corto alcance.

El ocupar bicicletas o scooters, nos podrían evitar el tráfico y ya no se perderían los millones de pesos de los que te hablaba al principio, además de mejorar nuestra salud al hacer un poquito de ejercicio que buena falta que nos hace después de pasar horas enfrente de una computadora.

Scooter
Notimex

En la CDMX, las zonas donde se refleja esta tendencia hacia la micromovilidad son en su mayoría donde se encuentran centros de negocios y oficinas, como: la Zona Rosa, Polanco, Del Valle, Nuevo Polanco/Granada, Cuauhtémoc, Doctores y la zona Centro, por mencionar algunas; al mismo tiempo estas zonas también tienen una gran demanda residencial.

La mayoría de los capitalinos basa sus búsquedas de un lugar para rentar o comprar una propiedad basándose en este tipo de transporte. Por ejemplo, buscan si hay ciclo-estaciones o estacionamientos de bicicletas o scooters sin anclaje cerca, esto ya se ha convertido en un punto que determina si la zona elegida es buena o no tanto.

bicicleta, ecobici
NotimexEcobici.

Yo creo que más que buscar las zonas de moda, las búsquedas de vivienda o de trabajo deben estar relacionadas con la calidad de vida, quienes viven más lejos de sus lugares de trabajo gastan más en transporte y más tiempo de sus vidas, en promedio los automovilistas pierden 71 horas de su vida en los embotellamientos y es peor para las personas que viajan en transporte público, quienes llegan a desperdiciar hasta 118 horas de su vida. Eso es demasiado.

Por eso, yo de verdad estoy convencido que es importantísimo buscar opciones de micromovilidad, si es que las circunstancias nos impiden trabajar cerca de nuestra casa y así, además de generar un cambio, pequeño pero importante, en no generar más contaminantes, dejamos de perder el valioso tiempo de nuestras vidas.

Fuente: Alto Nivel

Sedatu, SCT y SE trabajan en nueva NOM en materia de señalización vial

La Sedatu, SCT y SE trabajarán de manera coordinada para sentar las bases de un señalamiento vial único aplicable a todo el país

Las Secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Comunicaciones y Transporte (SCT) y de Economía (SE), trabajarán de manera coordinada para emitir la Norma Oficial Mexicana (NOM) de señalización vial.

Este hecho se aprobó por unanimidad durante la Cuarta Sesión Ordinaria del Comité Consultivo Nacional de Normalización de Transporte Terrestre (CCNN-TT), con la pretensión de que la nueva NOM tenga como base el contenido del PROY-NOM-034-SCT2-2019.

Se trata de señalamiento horizontal y vertical de carreteras y vías urbanas, y se complementará con las propuestas del Manual de Calles: Diseño Vial para Ciudades Mexicanas, publicado por la Sedatu y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Es preciso mencionar que la NOM sentará las bases para contar con un señalamiento único, aplicable en todo el país donde se privilegie la seguridad vial y la eficiencia de los traslados de todos los usuarios de las vías, se procura también la prioridad a los vulnerados: peatones y ciclistas.

Sedatu presenta la Política de Vivienda

La Política de Vivienda tendrá como eje rector los elementos de la vivienda adecuada que marca ONU Habitat

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) presentó este miércoles 27 de noviembre la Política Nacional de Vivienda. El lanzamiento del documento guía del sector tendrá como marco el Palacio de Minería en la Ciudad de México.

El acto estará encabezado por Román Meyer Falcón, titular de la Sedatu. En el evento también acudirán representantes empresariales y demás funcionarios relacionados con el sector de la vivienda.

De acuerdo con lo expuesto por la Sedatu, el objetivo de la Política de Vivienda será atender los déficits históricos en materia habitacional. Para ello, dijo, se busca reconocer la necesidad de cada sector de la población para plantear soluciones a la medida.

En este sentido, señaló que entre las metas de la Política se encuentra promover estrategias que ayuden a consolidar la vivienda adecuada, esto a partir de los parámetros que establece ONU Hábitat. De esta manera, la política de vivienda tendrá como directriz los siete principios de la vivienda adecuada.

Entre las acciones por detonar en el marco de la Política se destaca la necesidad de impulsar un sistema financiero integral para que más personas accedan a una vivienda, así como un mecanismo de subsidio diversificado para atender distintas necesidades.

La Política de la Vivienda Adecuada

Según lo expuesto por la Sedatu, las acciones a emprender en el marco de la Política de Vivienda se alinearán a la meta de garantizar los 7 elementos de la vivienda adecuada.

De esta forma, las medidas irán en la línea de:

1. Seguridad de la tenencia
Condiciones que garanticen a sus ocupantes protección jurídica contra el desalojo forzoso, el hostigamiento y otras amenazas.

2. Disponibilidad de servicios, materiales, instalaciones e infraestructura
Contempla la provisión de agua potable, instalaciones sanitarias adecuadas, energía para la cocción, la calefacción y el alumbrado, así como para la conservación de alimentos y eliminación de residuos.

3. Asequibilidad
El costo de la vivienda debe ser tal que todas las personas puedan acceder a ella sin poner en peligro el disfrute de otros satisfactores básicos o el ejercicio de sus derechos humanos. Se considera que una vivienda es asequible si un hogar destina menos del 30% de su ingreso.

4. Habitabilidad
Son las condiciones que garantizan la seguridad física de sus habitantes y les proporcionan un espacio habitable suficiente; así como protección contra el frío, la humedad, el calor, la lluvia, el viento u otros riesgos para la salud y peligros estructurales.

5. Accesibilidad
El diseño y materialidad de la vivienda debe considerar las necesidades específicas de los grupos desfavorecidos y marginados, particularmente de personas con discapacidad.

6. Ubicación
La localización de la vivienda debe ofrecer acceso a oportunidades de empleo, servicios de salud, escuelas, guarderías y otros servicios e instalaciones sociales; debe estar ubicada fuera de zonas de riesgo o contaminadas.

7. Adecuación cultural
Es una vivienda adecuada si su ubicación respeta y toma en cuenta la expresión de identidad cultural.

La ciudad del futuro estará en México. 400 hectáreas de bosque junto con tecnología 100% sustentable

Un territorio que iba a ser convertido en un centro comercial, ahora dará lugar al primer bosque habitable e inspirado en los diseños maya.

Las películas de ciencia ficción llevan años anunciándolo: el futuro se vivirá en ciudades muy distintas a las que habitamos hoy en día. En las de los 70s u 80s, las ciudades siempre eran imaginadas como metrópolis ultra tecnológicas, llenas de naves, puertos de aterrizaje, luces y hologramas. Hoy en día las cosas han cambiado un poco, dentro del imaginario de la fantasía científica. Cuando no presentan el futuro como un desierto post apocalíptico, nos lo presentan como un oasis artificial, en el que la naturaleza fue recuperada, con el fin de darnos una réplica futurista de los bosques y amplios espacios que habitamos en el pasado más lejanos. 

Eso es un poco lo que tiene en mente el revolucionario arquitecto italiano Stefano Boeri. Un innovador en el área de planeamiento de territorios y aprovechamiento de los recursos, Stefano busca crear ciudades que usen todos los avances de la tecnología moderna, a la par con el conocimiento que los pueblos originarios tenían sobre su entorno. Los resultados son realmente fascinantes.

Teniendo en cuenta que las fotos que Stefano presenta son recreaciones de cómo se verá el proyecto final, no podemos sino que maravillarnos con su ambición y manera de entender el concepto de una ciudad. A diferencia de las grandes ciudades rodeadas de edificios, Stefano ve las ciudades como un espacio para vivir dentro de la naturaleza. El progreso humano siempre se caracterizó por domar y poner a trabajar a la naturaleza a nuestro favor. Para Stefano, somos nosotros quienes tenemos que encontrar nuestro lugar en el medioambiente.

El lugar elegido por Stefano para situar su bosque poblado, es en la localidad de Quintana Roo, México. El territorio en el que se está desarrollando el plan está compuesto por un enorme sector boscoso, el que originalmente iba a ser arrasado para hacer espacio a un monstruoso complejo de compras y tiendas.

En su lugar se mantendrá el bosque, dejando espacio para 75 millones de plantas. El espacio podrá albergar a 130 mil habitantes, los que convivirán entre la naturaleza y tecnología de última generación, la que irá a perfeccionar la obra del bosque más que a reemplazarla. Las maneras de conseguir energía serán 100% renovables, ocupando la energía solar para cargar generadores.

Un proyecto así de revolucionario no le vendría nada de mal a este mundo. Especialmente si su primera versión tiene lugar en los bosques mexicanos.

Fuente: Upsocl

Sedatu y Segob van por mejores ciudades en México

Ambos organismos robustecerán el trabajo coordinado en pro de las urbes

En el marco del Día Mundial de las Ciudades, las Secretarías de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) y de Gobernación (Segob), firmaron un convenio de colaboración para promover el desarrollo urbano sostenible en los municipios de México y fomentar el diseño de ciudades ordenadas y sustentables.

El convenio contempla establecer mecanismos de colaboración para promover, vincular e implementar políticas, programas, proyectos y acciones de la Administración Pública Federal en materia de federalismo, descentralización, desarrollo municipal y desarrollo metropolitano, a fin de favorecer el progreso de los gobiernos municipales y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

En el salón Revolución del conjunto Bucareli, la secretaria de Gobernación conminó a trabajar desde el municipio y “dejar atrás los procesos de planeación conducidos desde el centro del país que no reflejan las necesidades y requerimientos de todos los mexicanos en diversas zonas del país. Por ahí dicen que no hay dos México; sino que hay cinco México”.

Enfatizó que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha señalado en diversas oportunidades la necesidad de cambiar el modelo de planificación urbana para evitar esquemas de desigualdad y exclusión urbana.

Por ello, la secretaría Olga Sánchez Cordero señaló que la provisión de servicios básicos en los ayuntamientos es cada vez más compleja y requiere de una mayor coordinación interinstitucional y territorial de la federación con los estados y municipios que participan en las zonas metropolitanas. “Como ustedes saben –destacó- México es ya mayoritariamente un país urbano; el 63% de los 124 millones de mexicanos vive en una de las 74 zonas metropolitanas”.
Agregó que, en gran medida, la gobernabilidad y la gobernanza de México dependen de la manera en la que los gobiernos locales se articulen y se comprometan a realizar esfuerzos coordinados para sacar adelante las crecientes demandas y necesidades sociales de la población.

En su intervención, el titular de la Sedatu, Román Meyer Falcón, sostuvo que esta nueva etapa de colaboración entre las tres dependencias federales genera un nuevo marco de trabajo, entendiendo que es el municipio quien tiene la vocación y el mandato de ordenar su territorio.

“En esta administración vemos la oportunidad de una mayor colaboración con los gobiernos municipales y el trabajo que se está desarrollando entre la Sedatu y Gobernación, en colaboración con el Inafed, no solamente pretende colaborar en temas de capacitación administrativa; sino para ver cómo podemos coadyuvar para que gran parte de los municipios tengan actualizados sus instrumentos de planeación, pues hoy, el 80% de los municipios a nivel nacional, no los tienen actualizados, o de plano no tienen”, detalló el funcionario.

Agregó que la importancia de suscribir este convenio tiene que ver con la actualización de los instrumentos de planeación urbana y la integración de los atlas de riesgo, pues ambos son un tema de gobernanza y de seguridad nacional.

Plan nacional de vivienda busca cobertura para todos: Sedatu

Uno de los temas pendientes de resolver en el Plan Nacional de Vivienda 2020-2024, que se presentará a finales de noviembre, está relacionado con los mecanismos de financiamiento para lograr llegar a las personas que no tienen acceso a ellos, señaló el titular de la Sedatu, Román Meyer Falcón.

Después de instalar el Consejo Nacional de Vivienda, que desde hace cinco años no sesionaba, expuso que la gran mayoría de esa población se concentra en el centro, sur y suroeste, donde “la formalización del empleo laboral es menor, por lo cual muchas de esas familias no tienen acceso a un crédito, a una tasa adecuada. Suelen tener acceso a microfinanciamientos que van del orden del 50 por ciento en lo que es el cobro del crédito”. Lo que consideró “muy poco humano”.

Detalló que entre seis y nueve millones de viviendas enfrentan un rezago de atención, y un porcentaje importante son acciones de mejoramiento, ampliación y en algunos casos de sustitución de las casas. En su mayoría, ubicadas también en el centro, sur y suroeste, dijo.

Meyer Falcón informó que el programa de vivienda social cuenta con alrededor de mil 400 millones de pesos para el próximo año. Destacó que buscarán “no solamente quedarnos con lo que corresponde en los recursos federales, encontrar otros mecanismos con gobiernos estatales, municipales para que haya una bolsa en conjunto en relación sobre todos con las zonas de mayor necesidad”.

Durante la presentación de lo que se ha avanzado en el Plan Nacional de Vivienda, Edna Vega Rangel, directora general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), detalló que la estrategia contempla los siete elementos que establece la Organización de las Naciones Unidas (ONU): seguridad en la tenencia, disponibilidad de servicios, habitabilidad, ubicación, adecuación cultural, accesibilidad y asequibilidad.

Sobre la tenencia, expuso que el objetivo es fomentar la creación de instancias que proporcionen asesoría legal a la población que no tenga los medios apropiados para proteger su patrimonio. Respecto a la asequibilidad de la vivienda, señaló que la problemática actual es que los mecanismos para su acceso no se adecúan a los diversos tipos de demandantes, a sus niveles de ingreso y a las modalidades de inmuebles.

En relación a la disponibilidad de servicios, materiales, instalaciones e infraestructura, dijo que la estrategia contempla coordinar esquemas de cooperación entre las diferentes escalas de gobierno para ejecutar obras de servicios y equipamiento público, así como fomentar el uso de ecotécnias y nuevas tecnologías para incrementar la cobertura.

También, planteó la necesidad de reformar el artículo cuarto constitucional, para modificar el concepto de “vivienda digna y decorosa” por “vivienda adecuada”, que incluye los siete componentes de ONU-Hábitat.

Sedatu y Semarnat impulsan la conservación de las zonas urbanas y fortalecer su resiliencia ante el cambio climático

Los titulares de ambas dependencias coincidieron en la necesidad de colaborar en el rescate del territorio. El acuerdo señala que ambas dependencias construirán una visión común de sustentabilidad urbana.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), firmaron un convenio de colaboración con el objetivo de llevar a cabo acciones conjuntas para garantizar que en los procesos de planeación, gestión y financiamiento de los asentamientos humanos y el desarrollo urbano de los centros de población -así como en las políticas, programas y acciones que se lleven a cabo- se promueva la conservación, restauración y aprovechamiento sustentable de los ecosistemas y recursos naturales, a fin de aumentar la resiliencia y disminuir la vulnerabilidad social.

La colaboración entre ambas dependencias del Gobierno de México permitirá construir una visión de política urbano-ambiental acorde a las necesidades y retos actuales para el bienestar social y ambiental, ya que se estima que en el 2030, el 83% de la población de nuestro país se concentrará en las zonas urbanas.

México. Sedatu y Semarnat impulsan la conservación de las zonas urbanas y fortalecer su resiliencia ante el cambio climático

Ante esto, Román Meyer Falcón, secretario de Desarrollo Territorial, señaló que es importante tener un Estado fuerte que recupere sus capacidades de poder gestionar, administrar y vigilar que el territorio se utilice de la mejor manera posible.

“Una de las premisas es ayudar a la preservación del ambiente. Esto nos empuja a que ambas secretarías trabajemos de manera muy puntual. Es importante fortalecer a los municipios en el tema de planeación urbana y vivienda para que vayan de la mano con la conservación del medio ambiente”, sostuvo.

En su intervención, el secretario de Medio Ambiente, Víctor M. Toledo, recordó que en nuestro país siempre ha existido una relación de explotación de las ciudades al campo, al ámbito rural y a la naturaleza a través de la industria.

Comentó que los impactos del cambio climático en las zonas urbanas son escenarios muy preocupantes por la tala inmoderada, la demanda de agua, de energía; además, “las ciudades son esclavas de la industria automotriz y la contaminación que provocan es la principal causa de muerte de los seres humanos”.

Destacó la importancia de revertir esta tendencia histórica y uno de los objetivos más importantes de este convenio es construir una visión común con el apoyo de Hábitat ONU. Pidió  a las partes involucradas avanzar con planeación en el análisis de las problemáticas urbanas y sus posibles soluciones.

El acuerdo señala que ambas dependencias construirán una visión común de sustentabilidad urbana, que asegure la sinergia de las políticas ambiental, climática, urbana y territorial, de cara a los retos de la urbanización que enfrentan los tres órdenes de gobierno para promover una mejor calidad de vida de la población.

Además, promoverán acciones y proyectos que fomenten la conservación, restauración y aprovechamiento sustentable del patrimonio natural y que detengan y reviertan la pérdida de los recursos naturales y la contaminación del agua, aire y suelo, asociados a los procesos formales e informales de urbanización, e intercambiar información que obtengan o generen a partir de la ejecución de dichas acciones y proyectos.

También trabajarán coordinadamente en proyectos que promuevan los procesos de planeación, gestión y financiamiento de los asentamientos humanos y el desarrollo urbano de los centros de población, la conservación, restauración y aprovechamiento sustentable de los ecosistemas y los recursos naturales, así como la valoración de los servicios ecosistémicos de los que depende la calidad ambiental y la viabilidad del medio ambiente construido.

Para el cumplimiento del objeto del presente instrumento, la Secretaría de Desarrollo Territorial podrá solicitar la opinión de la Secretaría de Medio Ambiente para el diseño y la ejecución de programas, proyectos, concursos, certámenes, foros y actos análogos que tengan como finalidad la implementación de las acciones que fomenten la conservación, restauración y aprovechamiento sustentable del patrimonio natural.

Fuente: Gobierno de México

Tendencias de arquitectura y urbanización en México

El urbanismo es el estudio de cómo los habitantes de áreas urbanas (pueblos y ciudades) interactúan con el ambiente construido. La Real Academia Española lo define como un “conjunto de conocimientos relacionados con la planificación y desarrollo de las ciudades”, también como “organización u ordenación de los edificios y espacios de una ciudad”.

Es parte de otras disciplinas como planificación urbana, estructuras urbanas, sociología urbana, entre otras. Arquitectos, planificadores y sociólogos investigan cómo las personas viven en áreas urbanas densamente pobladas.

Hay muchas teorías y aproximaciones al urbanismo, internacionalmente se usa como sinónimo de planificación urbana. Los urbanistas son los profesionales que se dedican a esto.

El urbanismo surge a principios del siglo XX y se asocia con el crecimiento de la industria en Europa. Grandes ciudades de este continente, como Londres, Barcelona o París comenzaron a tener inconvenientes por el crecimiento de la población, la pobreza y enfermedades.

Los urbanistas trabajan coordinando campos como arquitectura, paisajismo, ingeniería civil y administración pública. Esto con el fin de alcanzar las metas de sustentabilidad de los espacios y construcciones.

Los profesionales del urbanismo se preocupan por investigaciones, análisis, pensamiento estratégico, arquitectura, diseño urbano, políticas públicas y manejo de estas.

El nuevo urbanismo

Esta es una corriente del diseño urbano que promueve los hábitos amigables con el medio ambiente, con la intención de crear espacios en las que se pueda caminar. Que incluyan no solo espacios residenciales sino también trabajos.

Este método surgió en Estados Unidos a principios de los ochenta y ha influenciado en gran medida el desarrollo de real estate. Así como la planificación urbana.

Principios del nuevo urbanismo

Los principios del urbanismo se pueden aplicar a proyectos en desarrollo, desde un edificio nuevo hasta una comunidad completa.

  • Capacidad para caminar: incluye aspectos como la posibilidad de que las cosas importantes queden a una distancia de 10 minutos caminando. Diseños de aceras o caminerías que sean amigables con los peatones.
  • Conectividad: calles interconectadas para dispersar el tráfico y facilitar la dispersión del tráfico y de los peatones. El orden en calles, bulevares y callejones. Aceras de calidad que permitan que caminar sea placentero.
  • Diversidad de espacios: que las áreas tengan tiendas, oficinas, apartamentos y casas. Vecindarios con cosas distintas en las mismas cuadras. Diversidad de personas, de distintas edades, ingresos, culturas y razas.
  • Diversidad de construcciones: un amplio rango de edificaciones, de distintos tipos, tamaños y precios.
  • Calidad de la arquitectura y diseño: le da énfasis a la belleza, estética, comodidad humana y sentido del espacio.
  • Estructura tradicional de los vecindarios: que el vecindario tenga una zona central, fronteras, espacios públicos, entre otros detalles.
  • Aumento de la densidad: más edificios, residencias, tiendas, servicios, que faciliten la vida de las personas. Se aplica a pequeños pueblos y grandes ciudades por igual.
  • Transporte: la calidad del transporte en las ciudades y pueblos.
  • Sostenibilidad: que haya menos impacto hacia el medio ambiente. Uso de tecnologías eco-amigables, energía eficiente, menos transporte, entre otros detalles.
  • Calidad de vida: el urbanismo busca ofrecer una mejor calidad de vida a las personas y crea lugares para mejorar el espíritu humano.

Beneficios del urbanismo moderno

El desarrollo de comunidades con el urbanismo moderno y comunidades urbanísticas sustentables bien diseñadas tienen muchos beneficios para la población.

Los primeros beneficiados son los residentes, porque se le ofrece una mejor calidad de vida. Es decir, mejores lugares de trabajo, espacios para vivir y de esparcimiento. Así como precios de propiedades más estables. Menos congestión de tráfico, mejor estilo de vida, más espacio para caminar y menos estrés.

Será más fácil comprar propiedades en México porque con un buen urbanismo se construyen comunidades más densamente pobladas pero cómodas. Con apartamentos que son menos costosos y requieren menos mantenimiento.

Al ser espacios cercanos a todas las facilidades necesarias las personas ahorrarán, porque gastarán menos en transporte, podrán comprar productos locales de calidad. Uno de los puntos más importantes es que habrá más sentido de comunidad e identidad, con arquitectura única, más espacio para disfrutar, etc.

Teóricamente los dueños de las tiendas deberían vivir en la misma comunidad, por tanto, estos tendrán un mejor estilo de vida, menos estresado y con menos gastos en transporte. Los costos de las rentas bajarían.

Los constructores tendrían mayor ingreso, porque pueden construir edificios con más departamentos pero que cumplan con todas las características que lo hacen un espacio agradable para vivir.

conoce el urbanismoTendencias de arquitectura y urbanización en México

El urbanismo en México en la modernidad llega entre finales del siglo XVIII y principios del XX, cuando el país estaba bajo el control de Porfirio Díaz. Comenzaron cambios en las carreteras y caminos, además surgieron nuevas poblaciones en torno a distintas actividades económicas.

Pero, legalmente la planificación urbana llegó en 1976, con la Ley General de Asentamientos Urbanos. Esta surge con la idea de ordenar y controlar el crecimiento descontrolado en las ciudades principales de México.

Desde la década del ochenta los mexicanos residen principalmente en los centros urbanos, por tanto, se necesitaba cierto orden. Se estima que solo el 20 % de los ciudadanos mexicanos vive en zonas rurales, el resto reside en centros urbanos.

Problemas urbanos en México

En ONU Habitat indican que “En las próximas décadas, buena parte del crecimiento demográfico en México será urbano. Esto significa que el país pasará de contar con 384 ciudades a 961 en 2030, en las que se concentrará 83.2% de la población nacional y en donde muy probablemente, sea la población pobre la que predominará”.

Al crecer las ciudades se estima que las distancias serán más grandes, por tanto, los tiempos y costos de los trayectos de la población serán más largos. Lo que, a su vez, significará más puntos negativos, como costos sociales. Si se siguen usando los coches eso creará más problemas medioambientales, por contaminación, así como la desigualdad social y económica.

Además, indica la ONU, que aumentarán los asentamientos ilegales, informales e irregulares. Esto por la falta de oferta de espacios residenciales bien ubicados. Las personas al vivir en sitios inadecuados sufrirán riesgos diversos.

De acuerdo con el documento del PNUD “la metropolización es probablemente el fenómeno socio-espacial de mayor relevancia en la actualidad y para el futuro”. La desigualdad socio-económica es uno de los grandes problemas de la población en las grandes metrópolis como Ciudad de México.

La pobreza urbana, los problemas viales y de circulación, así como poblaciones en riesgo y vulnerabilidad son los grandes inconvenientes del crecimiento desmedido de la población en zonas urbanas.

A esto se le suman los daños ecológicos. Causados por los desechos de la población, la deforestación, entre otros.

La respuesta a todos estos problemas sería el urbanismo sustentable.

urbanismo sustentableUrbanismo sustentable en México

Un índice de la consultora Mercer, de Estados Unidos, coloca a Monterrey como la sexta ciudad en cuanto a calidad de vida. Es la 110 de las 231 ciudades estudiadas. Esta es la urbe industrial del país, con economía fuerte y clima agradable.

Ciudad de México es la número 128 a nivel mundial. Aunque ninguna de las dos se ubica en entre las primeras 100 del mundo, sí son de las mejores de América Latina. Por tanto, sí hay puntos a destacar en nuestro país.

Al mencionar la calidad de vida se toma en cuenta el acceso a servicios, transporte, desarrollo económico, posibilidades de esparcimiento, precios de propiedades, salarios, medio ambiente, salud, entre otros detalles.

Aspectos como el medio ambiente en México resultan negativos. Porque el alto nivel de industrialización del país ha resultado en una alta contaminación del aire, agua y suelos. Aspectos que afectan en gran medida a la población.

Cada vez se hace más necesaria una mejor planificación de las ciudades. Y se requiere tomar en cuenta la sustentabilidad, la economía y la población de las ciudades. La arquitectura sustentable y la construcción verde son tendencia en México.

Se requiere de aspectos técnicos, de la aplicación de procesos técnicos y científicos, considerando el uso de la tierra, el diseño, los recursos naturales, el transporte y la infraestructura.

Los urbanistas son capaces de predecir el crecimiento de la población, de conocer las zonas, mapas, analizarlos para identificar las necesidades de transporte, demanda de comida, servicios de salud y sociales. Además, tomar en cuenta el impacto del uso de la tierra.

Es básico entender la relación entre la demografía, geografía y economía.

El gran reto en México es jugar con la demografía y los recursos en los grandes conos urbanos. Donde se concentra la mayor parte de la población en búsqueda de una mejor calidad de vida.

ONU dará asistencia urbana a diversos estados de México

Demarcaciones como San Luis Potosí y Quintana Roo se verán beneficiados con una serie de convenios para implementar una estrategia de desarrollo sostenible.

El municipio de San Luis Potosí recibirá asistencia técnica por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la implementación de la Nueva Agenda Urbana, en la que se encaminará al desarrollo local con miras a un modelo de transformación urbana sostenible y que defina un proyecto de ciudad a largo plazo; la firma fue signada en el Museo Nacional de Antropología e Historia, en la Ciudad de México.

El estado de Quintana Roo también firmó un convenio con ONU-Hábitat, cuyo objetivo es implementar una estrategia de desarrollo sostenible para los proyectos de infraestructura del estado; particularmente alrededor de las áreas de influencia de las estaciones del Tren Maya, el Puente Vehicular Nichupté y el Parque La Equidad.

Otros proyectos en los que ONU-Hábitat asesorará al gobierno mexicano son el corredor Transístmico y el Programa de Desarrollo Integral de Centroamérica; así como diversos proyectos estratégicos entre el 2019 y 2024, indicó Martha Delgado, Subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos, de la Secretaría de Relaciones Exteriores, durante el Día Mundial del Hábitat.

Por su parte, Román Meyer, Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), dijo que “el proceso de urbanización de los últimos 30 años se caracterizó por ser un modelo de rápida expansión que triplicó el crecimiento urbano sobre el de la población, generando asentamientos irregulares que no ofrecen condiciones óptimas para el desarrollo de las familias… “.