Entradas

El desarrollo de energía renovable: El gran potencial de México.

Autor: Manuel Mureddu.

 

México vive un escenario de profundas transformaciones. Los resultados electorales del 01 de julio suponen un replanteamiento total del sistema político mexicano y un reacomodo en los colores que típicamente han ejercido el poder. Más allá de lecturas variadas y especulaciones en la forma como se habrá de gobernar, una imagen más clara alrededor del gobierno de los próximos seis años se irá dibujando conforme pasen los meses.

 

Este nuevo gobierno entra en juego en un momento de quiebre, lo que no debería sorprender a nadie. Son variados los sectores estratégicos que se encuentran en un tránsito regulatorio, y en los cuales lo que ocurra en los próximos años es indispensable para su consolidación o su estancamiento. Uno de estos sectores es el de la energía, y particularmente el de las energías renovables, que además incide en una problemática global que se acrecienta a contrarreloj: el cambio climático.

 

El próximo Gobierno de la República no debe obviar que México tiene la capacidad para desarrollarse como una potencia de las energías renovables. Tampoco debe olvidar la alta vulnerabilidad que tiene nuestro país frente al recrudecimiento de los fenómenos naturales que se generarán como producto del cambio climático. Fortalecer nuestro sector de renovables, es combatir esta problemática.

 

 

El Atlas Nacional de Zonas con Alto Potencial de Energías Limpias, una herramienta tecnológica de sistemas de información geográfica desarrollada por la Secretaría de Energía a partir de la Ley de Transición Energética, nos arroja los siguientes datos:

 

El país cuenta con una capacidad potencial para la generación de energía limpias de 2,593 GW a lo largo y ancho de la geografía mexicana. Esto es, las solas condiciones naturales del país, sin considerar su conectividad a una red de distribución eléctrica, cuentan con un potencial actual para generar esta cantidad (que es un mundo de energía) a partir de fuentes renovables.

 

¿Cuánta energía limpia se genera hoy a partir de estas fuentes? Según el propio Atlas de la Secretaría de Energía, para febrero de 2017, sólo 17 GW. Es decir, sólo el 0.5% de la capacidad total de renovables. El potencial es gigantesco.

 

Claro, el desarrollo de ese potencial requiere además conectar las fuentes de generación a las redes de transmisión, y eso es un reto infraestructural enorme con costos que tienen que ser tomados en cuenta en una perspectiva integral. No obstante, aún el potencial de las fuentes que ya se encuentran más accesibles a una red de transmisión, sigue siendo enorme.

 

El próximo gobierno debe seguir apostando a la descarbonización de la red eléctrica con la generación de energía a partir de fuentes limpias. Y además debe hacerlo de manera estratégica e integral, acompañándose de otras políticas públicas que desincentiven la necesidad de utilizar combustibles fósiles en otras actividades, como es la movilidad.

 

 

La principal fuente de emisiones de gases de efecto invernadero en México es el transporte, urge entonces el tránsito progresivo a un parque vehicular que poco a poco se vaya descarbonizando, o que al menos procure la modernización del parque vehicular actual y reduzca el uso de los automóviles. Es un reto mayúsculo que no sólo corresponde al gobierno, pero claramente se verá beneficiado a partir de las políticas públicas y normas que este adopte.

 

Aumentar el desarrollo de la energía limpia implica brindar facilidades que redunden en un aumento en el volumen de financiamiento de proyectos que reduzcan la emisión de gases de efecto invernadero. Esto implica el desarrollo de proyectos de infraestructura energética, la transferencia e inversión para la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías, y definitivamente el uso de un abanico variado de políticas públicas. Una buena parte del éxito de estas políticas pasa por involucrar a la iniciativa privada en esquemas de participación público-privada, o en la apertura a su participación en un modelo de mercado.

 

Algunas de estas herramientas ya existen en México, como los certificados de energía limpia, otras ya están en la ley pero aún falta implementarlas, como los mercados de derechos de emisiones.

 

Como en tantos sectores, aquí también el país tiene un reto gigantesco. El cambio climático es un problema compartido a escala global. No obstante, México ocupa una posición geográfica que lo hace particularmente frágil a los efectos negativos que este problema generará, y la vulnerabilidad y atraso de muchos de nuestros grupos poblacionales hará que se resienta con aún mayor crudeza.

 

México tiene un gran potencial a desarrollar en materia de energías renovables. Desarrollarlo no sólo generará mayores oportunidades productivas a lo largo del país, sobre todo en zonas que típicamente se han visto desfavorecidas al incorporarse a una economía industrializada, pero que mantienen un potencial energético enorme. Además, desarrollar el potencial energético de México será un paso indispensable para mitigar y hacer frente a la aportación negativa que hoy produce nuestro país para el cambio climático.

Andrés Manuel López Obrador: Su equipo de trabajo y agenda

Tras la victoria del candidato Andrés Manuel López Obrador este fin de semana, ha presentado a su equipo de trabajo y su agenda en los próximos meses, puedes consultarlo en el siguiente enlace:

 

AMLO_Equipo_agenda 180702

 

¿Qué opinas?

La Nueva Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable

Esta semana se publicó la Nueva Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, si tienes alguna duda sobre los cambios o mantenerte al día con esta nueva ley, puedes leer en el siguiente link:

05062018-DOF LEY FORESTAL

¿Qué opinas al respecto?

Hamburgo, la primera ciudad alemana que prohíbe circular a coches diésel

La medida se implantará en dos arterias y entrará en vigor dentro de una semana.

 

Hamburgo será la pionera. Los coches diésel más contaminantes no podrán circular por dos grandes arterias de la ciudad hanseática. La decisión llega después de que la justicia alemana dictaminara a favor de la prohibición de los coches diésel y podría sentar un precedente a emular por otras ciudades. La prohibición será efectiva a partir del 31 de mayo y afectará a aquellos vehículos que no cumplan con los estándares de emisiones que marca la normativa comunitaria Euro-6, en vigor desde 2015 y que pretende restringir las emisiones contaminantes. Los coches diésel puestos en circulación antes de esa fecha, no podrán acceder a las zonas afectadas por la prohibición.

La medida afecta a dos grandes arterias al oeste de la ciudad portuaria, que suman algo más de dos kilómetros de longitud y donde se concentra habitualmente mucho tráfico. Un total de 1,6 kilómetros de la Stresemannstraße se verán restringidos, así como poco más de medio kilómetro de la Max-Brauer-Allee.

Desde la semana pasada, las autoridades municipales de Hamburgo, una ciudad con casi dos millones de habitantes, trabajan en la instalación de carteles en las vías públicas para informar a los conductores. Ambulancias, policía, vecinos y camiones de basura podrán tener acceso sin restricciones a la zona. Las multas para los que incumplan la normativa oscilarán entre los 25 euros para los coches y hasta 75 euros para los camiones.

En total, unos 265.000 vehículos Diésel circulan a diario en Hamburgo y de ellos 165.000 son coches antiguos, según cifras de la Oficina Federal de Transporte recogidas por la agencia de noticias alemana Dpa.

Las emisiones contaminantes se han convertido en un asunto político de primer orden en Alemania, donde la industria automovilística es uno de los grandes pilares de la economía. Los escándalos de manipulación de software para camuflar emisiones, que afectan a varios fabricantes alemanes han contribuido a alimentar el debate nacional sobre cómo afrontar los retos climáticos globales, que la canciller alemana, Angela Merkel, aspira a abanderar.

La semana pasada, la Comisión Europea demandó a Alemania y a otros cinco países miembros de la UE por no haber reducido su contaminación atmosférica. El año pasado, hasta 66 ciudades alemanas superaron los límites de contaminación.

La prohibición de Hamburgo, cuyo ejemplo se prevé que sigan otras ciudades, ha sido posible después de que el Tribunal de lo Contencioso-Administrativo alemán dictaminara el pasado febrero la validez de la medida, en respuesta a sendas demandas contra proyectos similares en Stuttgart y Düsseldorf.

 

(Fuente: El país)

Contrariedad

Te compartimos nuestro más reciente video donde damos seguimiento a las reformas y leyes de desarrollo urbano de Coahuila, Nuevo León, Colima y Tamaulipas.

 

Declaración de Kuala Lumpur sobre las ciudades en 2030 WUF9

We, the participants of the Ninth session of the World Urban Forum — representing  national, subnational and local governments, parliamentarians, civil society, older persons, women, youth, children, persons with disabilities, grassroots groups, indigenous peoples and local communities, private sector, foundations and philanthropies, international and regional organizations, academia, professionals and other relevant stakeholders — gathered in Kuala Lumpur, Malaysia, to localize and scale up the implementation of the New Urban Agenda as an accelerator to achieve the Sustainable Development Goals.

Led by a strong spirit of collaboration, creativity and innovation, we share our aspirations for the future of Cities 2030 as the Cities for all where no-one and no place is left behind.

To this end, we call for the deployment of all efforts, means and resources available towards the operationalization of the concept of cities for all, ensuring that all inhabitants, of present and future generations, without discrimination of any kind, are able to inhabit and produce just, safe, healthy, accessible, affordable, resilient and sustainable cities and human settlements to foster prosperity and quality of life for all.

We believe that global, regional, national and local implementation frameworks of the New Urban Agenda being formulated since its adoption should be supported by key enablers capable of unlocking positive transformation, such as:

  • Strengthening the role of subnational and local governments, urban governance systems that ensure continuous dialogue among different levels of government and participation of all actors, and increasing multilevel and cross-sectoral coordination, transparency and accountability.
  • Encouraging sharing of creative solutions and innovative practices which enable a shift in mindset necessary to drive change.
  • Building inclusive partnerships and strengthening age and gender responsive environments to ensure meaningful participation and engagement at all levels.
  • Adopting integrated territorial development, including through appropriate urban planning and design instruments, to ensure sustainable management and use of natural resources and land, appropriate compactness and density, diversity of uses, and revitalization of cultural heritage.
  • Deploying monitoring and reporting mechanisms, including assessment of impacts, that encourage best practices for effective policy making.

We draw attention to the persistent challenges faced by our cities and human settlements, such as:

  • Limited opportunities and mechanisms for youth, women and grassroots organizations, as well as other civil society organizations, local, subnational and national governments, international and regional bodies to work together in planning, implementation and monitoring;
  • Inequitable access to the city, including to decent jobs, public space, affordable and adequate housing and security of land tenure, safe, efficient and accessible public transport and mobility systems, infrastructure and other basic services and goods that cities offer;
  • Insufficient protection from human rights violations, including forced evictions, and inadequate inclusion of people living in poverty, persons with disabilities and other disadvantaged groups in urban planning, design, and legislation processes;
  • Gender inequalities in urban economic and leaderships spheres.

We recognize that today we face emerging challenges that require urgent actions, including:

  • Recognizing that crises are increasingly urban, which calls for inclusive urbanization tools adapted to local contexts and to the nature of natural and human made disasters and conflicts, as well as to guide humanitarian assistance, fast track recovery, and contribute to building and sustaining peace.
  • Managing the complexities of increased migration into cities, at all levels, leveraging positive contributions of all and using more inclusive planning approaches that facilitate social cohesion and create economic opportunities;
  • Understanding the impact of new technologies and potential of open and accessible data, which require governance and design models that help to ensure no one is left behind;
  • Addressing growing social and cultural inequalities, lack of access to economic opportunities, that are increasingly manifested in cities.
  • Responding to environmental degradation and climate change concerns.

Actionable recommendations

We, the participants of the WUF9, leveraging the advantage of the Forum, which convenes thousands of decision makers, key actors, stakeholders and communities, generated a wealth of ideas.

We encourage the acceleration of the implementation of the New Urban Agenda through:

Frameworks

  1. Encourage the formulation of implementation frameworks for the New Urban Agenda at all levels, including monitoring mechanisms, providing a coordinated space for an effective contribution from all stakeholders, aligning to the efforts and actions of the 2030 Agenda and other international, regional, national, subnational and local development frameworks.
  1. Support the creation and consolidation of inclusive platforms and agendas for dialogue among all levels of government, decision makers and stakeholders such as regional, national and local Urban Forums and committees that can strengthen policy review and assessment of impacts. These can also foster exchange of experiences and cooperation, as well as scaling up voluntary commitments and actions from all partners.
  1. Further develop and advocate for integrated territorial development, which includes integration of sectoral policies, institutions and investment; integration among the different spheres of government; spatial integration across the urban-rural continuum; improved coordination across actors; and enhanced alignment of national, subnational and local policies with international agendas.
  1. Adapt innovative and robust mechanisms for the diversification and expansion of the means of implementation, to cater for complex and integrated approaches promoted by the New Urban Agenda. Technological innovations and improvements, research, capacity building, technical assistance and partnership development, among others, may require enhanced resourcing.

Governance and partnerships

  1. Adopt multiple collaborative governance mechanisms that actively engage national, subnational and local governments, all groups of society, including youth, women and grassroots organizations and particularly the excluded, vulnerable and disadvantaged groups. This work in solidarity is critical to promote more buy-in and co-responsibility in the activities towards sustainable urban development, and to ensure the sustainability of the results.
  1. Promote multi-stakeholder constituency-based coalitions to use the implementation of the New Urban Agenda to better prevent, prepare, and respond to urban crises.

Innovative solutions

  1. Foster a culture of creativity and innovation to be embedded in the way cities and human settlements operate.
  1. Develop monitoring and data collection mechanisms, including community generated data, to enhance availability of information and disaggregated and comparable data at city, functional urban areas and community levels. This would promote informed and evidence-based decision making and policy formulation, assessing progress and impact at all levels.
  1. Create an enabling environment and develop capacities for scaling up of good practices including municipal finance, sustainable private and public investments in urban development and job creation, and generating value while advancing the public good.
  1. Adopt accessibility and universal design as core principles into national, subnational and local action plans for implementing the New Urban Agenda through inclusive, accessible and participatory processes and consultations.

We, the participants of the Ninth Session of the World Urban Forum, recognize the value of the Forum convened by UN-Habitat as an inclusive platform to collect inputs from a broad range of stakeholders and to feed these into annual and quadrennial reporting on progress in the implementation of the New Urban Agenda.

We call to further develop the role of UN-Habitat as a focal point in the United Nations system to support all countries and mobilization of stakeholders in the implementation, follow up and review of the New Urban Agenda, including through scaled up normative support.

We thank the Government of Malaysia, the City of Kuala Lumpur, and UN-Habitat for organizing the Forum, and commit to provide continuous cooperation to the next hosts, the Government of the United Arab Emirates and the city of Abu Dhabi.

Kuala Lumpur, 13 February 2018

Más información.

World Urban Forum 2018

Envejecimiento poblacional, reto de México para tener ciudades inteligentes

Pese a tener una población mayoritariamente joven, México no será ajeno a los cambios demográficos que el mundo atravesará en las próximas décadas.

México debe prestar atención especial al envejecimiento demográfico previsto para los próximos años si desea ser un país que cuente con ciudades inteligentes, dijo el pasado 6 de septiembre la coordinadora de Diseño Urbanístico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Pamela Castro.

El país no ha sabido utilizar el “bono demográfico” que supone tener una media poblacional joven y ahora le toca pensar en el reto de “cómo la ciudad va a tener que habituarse a personas de edad madura”.

Las urbes inteligentes son aquellas que utilizan las tecnologías de la información y la comunicación para auxiliar en la gestión de servicios públicos, entre ellos la movilidad, la energía y el manejo de residuos sólidos.

En concreto, la Ciudad de México aglutina grupos poblacionales aislados en la periferia sin acceso completo a necesidades básicas, entre los que hay muchos ancianos y niños.

“Las viviendas o agrupamientos donde hay gente más mayor debería ser parte de nuestras preocupaciones”, declaró la experta durante su ponencia en el pasado foro Green Expo, celebrado en Ciudad de México.

La planificación de las ciudades inteligentes a nivel urbanístico debe ser pensada para los jóvenes, ya que “los plazos en urbanismo son a 20 o 30 años”, cuando estos serán adultos mayores, dijo a Efe.

“La gente adulta necesita sistemas de transporte seguros para no sufrir accidentes”, agregó, refiriéndose a algunas carencias de la capital del país.

El transporte debe ser cercano a la vivienda y a los suministros de necesidades básicas, algo en lo que las aplicaciones móviles deben tener un papel protagonista.

“Los servicios de salud también deben mejorarse”, dijo Castro, quien destacó la necesidad de impulsar “gimnasios gratuitos y lugares donde poder ejercitarse mentalmente”.

Será necesario llegar “a una edad adulta donde seamos más hábiles y productivos”, apuntó la experta, quien indicó que la previsión del estancamiento demográfico puede “resultar engañosa”.

Aunque la edad promedio del mexicano se sitúa actualmente en 27 años, ello no hará que el país escape del destino demográfico de la mayoría de sociedades. De acuerdo con la Secretaría de Salud, en 2050 habrá 49,4 millones de personas mayores de 70 años en el país.

“A pesar de que no crecemos al ritmo al que lo hacíamos en los años 70, sí tenemos muchos niños”, por lo que los primeros años de vida también deben estar en el centro a la hora de desarrollar una ciudad que brinde bienestar social, económico y ambiental a sus ciudadanos.

La mitigación de los gases de efecto invernadero también resulta esencial como medida preventiva a un envejecimiento tortuoso, resultando propicio promover la electromovilidad.

El cambio en el combustible contribuirá a una menor emisión de toneladas de gases de efecto invernadero, aseveró.

En esta línea, promover la conservación y adecuación de parques y áreas verdes mitigaría efectos ambientales nocivos, como las olas de calor, para la salud en edades avanzadas.

Por último, Castro valoró la agricultura en azoteas y los huertos urbanos como una forma de mitigar el impacto que las fuertes lluvias tienen sobre los sistemas de drenaje de las ciudades.

(El comercio)