Entradas

Cómo Usar y Aprovechar el Nuevo Código Urbano

Invitación a Plática Gratuita.

Confirmar al 216-99-66 con Rebeca Valdés

Sin título

Cuidado con el gatopardo

Por MNU y Lic. Gabriel Ballesteros Martínez
Si no procuramos de inmediato la institucionalización a nivel municipal de la reciente reforma al Código Urbano, los que no querían cambios van a tener la oportunidad de hacer gatopardismo: cambiar algo para que todo siga igual. 

Cuando la difusión del cambio es pobre –limitada solo a un círculo de iniciados– el cambio corre el riesgo de incitar a los conservadores y a que estos busquen –bajo su patrocinio–  empoderar a otros hasta conseguir que los efectos de cualquier cambio se retrotraigan o en el peor de los casos se estabilicen sin causar mayor daño a sus intereses. Solo basta revisar la historia. 

Muchas son las tareas para lograr el desarrollo institucional de la Reforma al Código Urbano;  para lograr el efectivo nacimiento de las nuevas estructuras de control y gobierno de la planeación, así como de la gestión y el ordenamiento territorial. Esta es una agenda que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del Gobierno del Estado debe asumir como la más alta prioridad.  

Por más que la inercia de tantos años solo pegando tabiques y haciendo pasos a desnivel los impulse, estos trabajos deben estar por encima de la obra pública, incluso de la tan esperada –como sin duda lo es, solución del nudo de Los Arcos–. Es hora de colgar el casco y arrastrar el lápiz; es la hora del detalle, la hora de hacer política urbana; política de finos acabados y alcances duraderos.  

¿Quien se puede declarar inmune a la inquietud que trae consigo el cambio? Si cualquier modificación de las circunstancias personales altera nuestra tranquilidad, cuando esta modificación es institucional y económica no solo se dan efectos en lo particular; se altera el status quode lo público y, casi siempre,  la ignorancia y la desinformación ponen en marcha una maquinaria de poleas que jalan y estiran el psique colectivo con una fuerza peligrosamente reactiva que solo se resuelve con difusión, diálogo y humildad. 

Hoy recomiendo la lectura de Giuseppe Tomasi de Lampedusa  que inspirado en la Sicilia de principios del siglo pasado  legó a los mexicanos en  “Il Gatopardo” una idea que sintetiza  el derrotero que pueden sufrir –en las democracias en proceso– las ideas e incluso las leyes que no se institucionalizan debidamente.  

Y es que vale la pena hacer un poco de historia para que tenga sentido lo que acuso: en 1992 después de la nada sencilla tarea de parir un vanguardista Código Urbano, ejemplo en su momento para todo el país, una fuerza no identificada impidió, hasta el pasado 30 de mayo de 2012 que la ley urbana se pudiera reglamentar y que sus instituciones (como la Comisión de Conurbación por ejemplo) pudieran funcionar debidamente.  

Siempre hubo un pero, siempre hubo un “no es el momento”;  siempre hubo un “déjame lo reviso” pero la realidad fue que vivimos 20 años sobre reglas no escritas, criterios trianuales, corrupción  y múltiples gurús  e interpretadores del urbanismo que expandieron la zona metropolitana sin recato alguno. La sencilla, sincera y urbanística visión de Enrique Burgos y de diputados como mi querido maestro Carlos Arvizu García o de abogados y notarios como Sergio Zepeda Guerra, por entonces Director Jurídico del Gobierno estatal, quedó permanentemente inconclusa.
Dada la experiencia  y teniendo tres años por delante, considero que el Secretario Sergio Chufani Abarca tiene la responsabilidad de apoyar al Ejecutivo en la compleja tarea de conducir la institucionalización de la reforma al Código Urbano y no puede ni debe dejar solo en manos de los actores del desarrollo urbano la interpretación y edificación de los nuevos acuerdos.  

Si la obra pública anunciada la semana pasada es importante, mucho más importante resulta guiar a los nuevos ayuntamientos, a los nuevos secretarios y directores municipales hacia una actitud receptiva y colaborativa para lograr construir una visión urbana común del Estado de Querétaro y sobre todo un modelo coercible. ¡Cuidado con  el gatopardo! 

Gracias por sus comentarios al e-mail hacerciudad1@gmail.com así como a todos los fans de la página de Facebook Hacer Ciudad. También los invito al blog hacerciudad1.blogspot.com donde esta y las columnas de los últimos tres años están compendiadas.

Acto de Publicación del Nuevo Código Urbano

Intervención del Maestro en Arquitectura y Nuevo Urbanismo y Abogado Gabriel Ballesteros Martínez durante el evento de Aniversario del Periódico Oficial “La Sombra de Arteaga”, evento en que fue presentado el Periódico Oficial No. 27 de este año que contiene el Nuevo Código Urbano para el Estado de Querétaro. Archivo Histórico Madero 70, Ciudad de Querétaro. 31 de mayo de 2012

 

Lic. José Eduardo Calzada Rovirosa

Gobernador Constitucional del Estado de Querétaro

 

Sra. Sandra Albarrán de Calzada 

 

Sras. y Sres. Legisladores de la LVI Legislatura del Estado

 

Funcionarios públicos:

 

Señoras y Señores:  

 

Honorables miembros del presídium a quienes respetuosamente pido comprensión en obviedad de repeticiones: 

 

Ciertamente el día de hoy hay mucho que celebrar. 

 

Como abogado celebro el aniversario de nuestra Sombra de Arteaga;  herramienta esencial del sistema jurídico queretano que en cada publicación significa el refrendo a nuestra convicción de vivir en un país de instituciones. 

 

Estimo doblemente este día como un día histórico, dado el relevante contenido del Periódico Oficial de hoy, que más allá de un texto legal, este día contiene expresa una muestra de madurez que entre todos nos hemos obsequiado: la oportunidad de volver al barrio, a la ciudad compacta; la oportunidad de hacer ciudad.

Este 31 de mayo quedará inscrito como el día en que volvimos a aceptar un compromiso con nuestro hábitat y con nuestros ecosistemas; como el día en que todos renunciamos voluntariamente a vivir en el constante riesgo futuro de vivir sin agua; como el día que rescatamos la vida institucional del desarrollo urbano. Este será celebrado como el día en que dimos el primer gran paso hacia la sustentabilidad efectiva de las ciudades del Estado de Querétaro.

 

Señor Gobernador, agradezco cumplidamente la oportunidad de haber sido invitado como orador ciudadano y con toda humildad le digo que es un honor representar a tantas y tantas calificadas voces que durante más de 12 años dialogaron por una nueva ley urbana. 

 

Hablo hoy por quienes preocupados por el desmedido aprovechamiento de nuestros recursos naturales, señalaron el peligro y pelearon por la razón. 

 

Hablo también por los que de manera legítima asumen la nada sencilla empresa de construir y aun así se arriesgan. 

 

Hablo por los que desde su trinchera, en sus despachos o en la academia consideran y pugnan porque nuestras ciudades sean más cómodas, más hermosas, mejor conectadas, pero sobre todo más incluyentes. 

 

Hablo por todos los que no deseperanzaron y que hoy queremos impulsar ciudades con escala humana. Hablo también por los que anhelan un hogar, más que una casa; por lo que queremos plazas y parques y por los que sentimos un inmenso orgullo cada vez que paseamos junto a las casonas señoriales o contemplamos nuestro Acueducto orgullosos al volver de otras latitudes.  

 

Celebramos la llegada de los observatorios; de la nueva procuraduría del medio ambiente y el desarrollo urbano. Estese seguro que recibimos comprometidos los nuevos mecanismos de control del uso del suelo; pero más celebramos Señor Gobernador, que con el decreto que hoy firmó se le haya devuelto la voz al mejor urbanista, al mejor planeador que tiene Querétaro: a su gente. 

 

Con esta reforma termina, estamos seguros, un periodo de excesiva discrecionalidad y dispersión presupuestal; pasaremos a un periodo de reconstrucción de acuerdos, de reglas y seguramente pronto comenzará a notarse la restructuración espacial de Querétaro.  

 

Llegó el momento de garantizar con acciones presentes la recomposición del tejido social y detener la fragmentación tanto de la Zona Metropolitana de la Ciudad de Querétaro  como de la Ciudad de San Juan del Río. 

 

Llegó el momento de distribuir nuestro desarrollo más allá de la carretera 57; consolidar Bernal y Tequisquiapan; impulsar el semidesierto y la Sierra Gorda. 

 

El instrumento que hoy nos entrega hará posible decidir con transparencia donde respetar la naturaleza y donde intensificar nuestro crecimiento. Nos dará reglas claras para modificar la vocación del suelo o para proteger la vida vecinal. Ahora será posible fortalecer el condominio vertical y garantizar que la ciudad no sea un conjunto de islas. Pero lo que en verdad lo hace bueno, es que lo podremos hacer entre todos. 

 

Estimados queretanos, mujeres y hombres que hacen ciudad: Estamos en la lista de las ciudades más anheladas de America Latina; la más atractiva del país sin duda. No es una opción decirle a otro mexicano que no busque seguridad en esta tierra, por tanto a cada quien le toca un sacrificio particular:

 

A unos quizá disminuir ganancias o lograrlas con diseño y diferenciación. A nosotros los ciudadanos nos tocará participar, presentar proyectos y proponer alternativas. Ya no se va a valer solo quejarse.

A las autoridades y a quienes ejercen la política los invitamos a conceder una oportunidad a la práctica de un urbanismo con sentido humano; es tiempo de concertar intereses y alejarse de las tentaciones. 

 

Juntos podemos planear con la única orientación que vale, la orientación de darle a esta hermosa tierra un futuro esplendoroso y todos vamos a salir ganando. Por todo lo anterior, yo como ciudadano le doy la bienvenida este bien pertrechado Código Urbano modelo 2012, que tiene tamaño para darle batalla a ciudades con aspiraciones 2050.

Felicidades a todos. Muchas gracias.  

Desquitar la chuleta

Por M.N.U. y Lic. Gabriel Ballesteros Martínez

El día de hoy en el Congreso del Estado se llevará al Pleno el Dictamen Conjunto de Iniciativas sobre la tan anhelada y controvertida reforma urbana, las cuales han quedado subsumidas en la vigorosa y prometedora Iniciativa de Ley de Nuevo Código Urbano enviada por el Titular del Ejecutivo en marzo pasado.

El Dictamen liberado en lo general por la Comisión de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Comunicaciones incorpora siete iniciativas que habían sido congeladas en diversos momentos y bajo diversas circunstancias; algunas de ellas no muy transparentes. Largo ha sido el camino y extensa ha sido la discusión.

Después de una discusión de método (más bien de posturita entre algunos diputados), la expectativa es que el Dictamen se apruebe en lo general y que sucedan observaciones reservando para discusión particular algunos artículos, incisos y párrafos, pues al parecer sus Señorías sienten temas “insuficientemente discutidos”.

Ante este escenario y desde esta tribuna ciudadana, si bien le damos la bienvenida al debate constructivo no así a la artimaña dilatoria para pasarle cuota al Gobernador o a cualquier otro actor del desarrollo urbano en esta votación general o en las específicas que puedan venir. Y es que habiendo asistido a casi todas las reuniones públicas sobre la reforma, a mi no me sorprende que algunos diputados no estén en la jugada y sientan que la Iniciativa los está rebasando por la izquierda.

Supongo que para muchos diputados eran muy densos los foros y las reuniones de trabajo con la gente de Sergio Chufani y en su momento con Roberto Loyola, Alfonso y Juan Ricardo Jiménez. Quizá es obvio y razonable que para algunos fuera preferible abstenerse y así poder concentrar su tiempo en el diseño de una próxima candidatura o que se yo que otro proyecto particular. Decisiones como la que tomará el Pleno este día son de aquellas que definen un antes y un después en la vida de Querétaro. De la misma manera que la reciente Ley de Movilidad Sustentable que tanta grilla ha despertado entre choferes y concesionarios, el Nuevo Código Urbano tendrá que vivir un momento de inserción e instrumentación que no va a ser fácil. Entre la sociedad e incluso en el sector público habrá quienes no entiendan, habrá quienes se sientan agraviados, habrá incluso los que expondrán francamente su rechazo y eso es legítimo. Lo que no es legítimo es medrar con ello. Será un trabajo enorme cuadrar el Nuevo Código en su práctica cotidiana, pero después de todo ¿que ley es perfecta? Seguramente ya aprobado el ordenamiento mostrará debilidades y habrá que intervenirlo otra vez; que más da… para eso pagamos un Congreso caro, para darnos el lujo de revisar nuestros acuerdos una y otra vez. Lo que no es aceptable es que algún “adelantado” por no decir vivales quiera sacar ventaja personal de este ejercicio legislativo y ponga en riesgo lo alcanzado hasta el momento entre ciudadanos, notarios, desarrolladores, contratistas, colegios, ambientalistas, académicos y funcionarios. Durante las últimas semanas he escuchado voces que critican y otras que aplauden la Iniciativa, ¿las más? Aquellas que dicen que no la conocen. Difundirla es una tarea que deberá coordinar el Congreso con toda responsabilidad. Habrá que hacer talleres y foros; utilizar la didáctica y transformar el complejo contenido de los casi 500 artículos de esta nueva ley en algo asequible. Si en la creación de la base legislativa no le entraron, ahí si habrá que desquitar la chuleta. De acuerdo con la página web de la Legislatura las Iniciativas que se integran al Dictamen Conjunto: 1.- “Iniciativa de Ley que expide el Código Urbano del Estado de Querétaro” 2.- “Iniciativa de Ley que reforma el Código Urbano para el Estado de Querétaro”, 3.- Iniciativa de “Código Urbano del Estado de Querétaro”, 4.- “Iniciativa de Ley que reforma el Título Quinto del Código Urbano para el Estado de Querétaro” 5.- “Iniciativa de Ley mediante la cual se adiciona una fracción IX al artículo 92 del Código Urbano para el Estado de Querétaro” 6.- “Iniciativa de Ley mediante la cual se reforma el artículo 337 del Código Urbano para el Estado de Querétaro” 7.- “Iniciativa de Ley mediante la cual se reforma el artículo 383 de Código Urbano para el Estado de Querétaro” 8.- “Iniciativa de Ley que reforma el Código Urbano del Estado de Querétaro”.

Gracias a todos los que envían sus mensajes a hacerciudad1@gmail.com y a los más de 400 fans de la página de Facebook. Si quieres leer las columnas anteriores te invito a nuestro blog hacerciudad1.blogspot.com

¿Armando un peligro para el suelo?

Por MNU y Lic. Gabriel Ballesteros Martínez
La intención de Armando Rivera de interponer una controversia constitucional en contra del nuevo Código Urbano es una muestra inequívoca de su rebeldía institucional y de la ligereza con que suelta declaraciones cuando se percibe atacado sin importarle lo importante, lo que en verdad es trascendente para los queretanos: tener una nueva ley que ponga orden y garantice la sustentabilidad de nuestras ciudades, más allá del color y de quien nos gobierne.  

 

(Foto Periódico Plaza de Armas)

No siendo Armando abogado, quiero suponer que alguien le ayudó a revisar el Dictamen aprobado en el Pleno el pasado 16 de mayo. Flaco favor le hizo quien le echó a andar la voz de la paranoia. No puedo explicarme de otra forma su “análisis” y la conclusión a la que llega cuando dice que la reforma urbana resta facultades al  municipio o que la Procuraduría del Medio Ambiente y el Desarrollo Urbano que vendrá, es un “medio de control” del gobernador a los presidentes municipales.  

 

El Artículo 118 dice que la nueva Procuraduría tiene por objeto recibir y canalizar ante las autoridades competentes, las quejas y denuncias de la ciudadanía por la inobservancia de la normatividad aplicable en el Estado, en materia de desarrollo urbano, ordenamiento del territorio, en cualquiera de los tres órdenes de gobierno, así como vigilar y proteger el medio ambiente en la Entidad, y en su caso, aplicar las sanciones correspondientes ¿Que querrá Armando? ¿Qué no exista un policía? ó ¿Qué el vigilante dependa de cada Presidente Municipal?…

 

Entre las facultades que los diputados asignaron a la nueva Procuraduría está la de asesorar (a ciudadanos y autoridades) y hacer recomendaciones; solicitar información y encausar ante las autoridades (municipales) las quejas y denuncias ciudadanas; promover actividades académicas de investigación en materia urbana y capacitar a los servidores públicos; en su caso, denunciar ante el Ministerio Público las acciones y conductas que aprecie atentatorias de las leyes y los reglamentos en materia de desarrollo urbano y medio ambiente. ¿Dónde está la amenaza a la libertad municipal?… o que ¿estarán equivocados los otros 20 estados de la República que tienen una instancia similar?

 

Su declaración me deja pensando ¿como ve Armando la relación Gobierno del Estado–Municipio? Quizá áspera, como la vivió con el Gobernador Garrido. Quizá quiera una ínsula Barataria… Yo pienso que hay que tener memoria; por andar metiendo controversias en 2003 resultó que en 2008 se perdió el control de los suelos donados al Municipio por los desarrolladores y en lugar de que se volvieran parques, escuelas o algún otro equipamiento, terminaron vendidos, malbaratados, para pagar la nómina y el Parque Bicentenario.

 

En fin, con eso de que en política todo es relativo, no vaya a ser que los ahora municipalistas, luego –si Dios les concediera el milagrito– quieran volverse estatalistas. Lo cierto es que el Municipio no dejará de mandar en el suelo; la Constitución le concede esa facultad –de conformidad con las leyes federales y estatales—y suya seguirá siendo. 

 

No dudo que la redacción de algunos artículos del nuevo Código Urbano pudiera haber quedado mejor y quizá merezcan una pulida en el futuro. No hay redacción perfecta. Pero de lo que si estoy convencido es que no es sano contaminar su advenimiento con declaraciones superficiales cuyo trasfondo deja lugar a la suspicacia; preocupa que el candidato pudiera estar armando un peligro para nuestro suelo.  

NUEVO CÓDIGO URBANO-NUEVO URBANISMO PARA QUERÉTARO: VOLVER AL BARRIO, A LA CIUDAD COMPACTA

Por el M.N.U. y Lic. Gabriel Ballesteros Martínez
 Ayer los Diputados de la 56 Legislatura del Estado hicieron historia. En conjunto con el Titular del Ejecutivo –autor de la Iniciativa que da eje al Dictamen aprobado– nos dieron la oportunidad de volver al barrio, a la planeación; a la posibilidad de disfrutar de una ciudad compacta y a la larga más barata y fácil de gestionar.  Nos devolvieron (virtualmente) el Querétaro de provincia que tanto orgullo nos ha dado… como decimos los que aquí: el Querétaro de toda la vida. 
En busca de la sustentabilidad, con base en la participación democrática e institucionalmente organizada los queretanos nos dimos una nueva ley urbana con base en principios del Nuevo Urbanismo: ciudad compacta, policéntrica, mezclada de usos de suelo y con alta calidad del espacio público es el reto del Nuevo Código Urbano, una ley que garantiza el Derecho a la Ciudad –ya no un derecho difuso—que se traduce en poder disfrutarla, en sentirnos seguros en ella y en que la ciudad nos brinde lo necesario para crecer y desarrollarnos sin que atente contra nosotros mismos pues todos somos en ella iguales.  

Calles más amables con el peatón, accesibilidad y ciclo vías; más áreas destinadas a parques y plazas pero sobre todo,  una política de vivienda más humana son demandas de hoy que ya podrán ser atendidas con un cuerpo normativo capaz de proponer el mañana. Eso si, nada será casual, el que no se queje, el que no participe que no se queje después pues habrá que entrarle todos.  

La reforma concluye 12 largos años de discusiones que de ninguna manera pueden declararse estériles pero que si fueron tortuosos, de ahí lo felices que debemos estar pues al final tenemos un Código Urbano de primer nivel; un cuerpo normativo que dará paso a un sistema reglamentario e institucional municipal donde radicar el Nuevo Urbanismo queretano. Regidores a desquitar la chuleta!! 

Algunos aspectos relevantes de la ley aprobada ayer en el Congreso son los siguientes:
1.       Se recupera el balance entre el Estado y el Municipio en materia de ordenamiento territorial lo que llevará la figura del Regidor –malentendida en Querétaro desde 1999– a su justa dimensión, eso sí, sin restarle libertad al Municipio respetando lo que dice el Artículo 115 Constitucional. Ahora tendremos un modelo para controlar y compartir la responsabilidad de asignar o cambiar el uso de suelo, teniendo como base la planeación y no solo la “negociación”.  

2.       Tendremos a partir de ahora la oportunidad de construir un sistema de planificación entre la sociedad organizada, las o.n.g.´s y el gobierno; un modelo que va de lo general a lo particular: primero un Plan de Desarrollo Urbano Estatal como gran sombrilla; después planes metropolitanos o de conurbación donde ameriten (como el caso de la Ciudad de Querétaro o el de San Juan del Río con Tequisquiapan) y planes municipales, para llegar hasta los programas parciales de desarrollo para polígonos concretos y los códigos de forma que darán armonía y devolverán el patrón a nuestra ciudades.  

3.       Se define el porqué, el cuándo y en su caso el cuánto suelo debe catalogarse de reserva, destinarse a espacio público y áreas verdes o aquel que definitivamente deba decretarse no urbanizable; con esto se evitará la expansión sin cesar de la mancha urbana, al tiempo que se prefiguran ciudades más amables con el medio ambiente, viables económicamente y sobre todo –creo yo– agradables… vivibles, más verdes…  
4.       La reforma pone fin a la era de la especulación del suelo; deporte practicado por algunos que ya no podrán comprar suelo para guardarlo y esperar que suba de valor sin meterle un peso. Igualmente se regula ya la manera como los suelos de labor se pueden incorporar al desarrollo. 

5.       Ya no se permitirá iniciar desarrollos inmobiliarios que no cumplan con estándares espaciales de bienestar y sentido comunitario; el nuevo modelo, sin atentar contra la libre empresa, procura hacer ciudad y no solo negocios de bienes raices con panoramas urbanos tipo “tinacolandia”.  
6.       La reforma también pone las bases de la participación social en el diseño del hábitat, o lo que es lo mismo, que se nos escuche cuando hay que tomar decisiones de obra pública, color y forma de nuestra ciudad.  

7.       Con la reforma nace técnicamente el tan anhelado Instituto de Planeación y Ordenamiento del Territorio; ahora solo tenemos que modelarlo con participación mixta sociedad y gobierno y establecer las bases para estimular que a todos nos incorpore y a todos nos interese hacerle caso. Es hora de salvar los institutos de planeación del Municipio de Querétaro y de Corregidora.  

8.       Se reconoce el fenómeno metropolitano y se obliga a los municipios integrados a planear juntos y en su caso a establecer las bases para que se presten servicios comunes lo que deberá traer un menor gasto público. 

   9.       Se establece la creación de una Procuraduría del Medio Ambiente y del Desarrollo Urbano; un organismo especializado que se encargará de velar por la ordenación del territorio y la correcta explotación de nuestros recursos naturales. Un policía urbano con macana, escuadra y compas. 

   10.    Hablando de vigilancia, el nuevo Código le da forma a los observatorios urbanos y al cuidado institucional de nuestro patrimonio edificado. Deja la Ciudad antigua en manos de quien la sabe custodiar con cariño sin paralizarla para que nosotros y los turistas la disfrutemos por siempre. 
11.    La nueva ley también determina figuras de vanguardia (de origen latino americano) para el control urbano y el correcto aprovechamiento los vacíos urbanos: la “transferencia de potencialidad” o transferencia de derechos de desarrollo y los “polígonos de actuación”, estos últimos como pactos mixtos o solo entre particulares (vía fideicomiso) para desarrollar o rescatar zonas enteras de la Ciudad de manera congruente y corresponsable entre los ciudadanos.  

12.    En otros temas, la reforma se preocupó por la manera como vemos la Ciudad. Propone un conjunto de medidas para cuidar la imagen urbana y un capítulo sobre anuncios espectaculares;  
13.    En materia de gobernación y urbanidad y siendo que vivir en condominio es hoy una forma común de vida queretana, la reforma mejora sustancialmente la regulación de esta convivencia; constituir, mantener y vivir en armonía en un condominio será más fácil ahora que la norma se ha actualizado. Faltarán solo los reglamentos y algunos detalles a nivel municipal para pulir este modelo. 

14.    La reforma evitará que esquinas y camellones sean considerados “áreas verdes”. No más suelos residuales ni lagartijeros en las colonias para nuestros hijos. Ahora de definen proporciones, dimensiones, cualidades y maneras en que debe darse la transmisión de estos suelos (conocidos como áreas de “donación”) para entenderlos como traspasos obligatorios dejando claro que son cargas del desarrollador y que debe transferirse equipados y funcionando. Asimismo, se define que nos son un patrimonio con el que se pueda tranzar para pagar la nómina municipal, parques bicentenarios o ciudades de las artes.  

15.    En materia de infraestructura, el Nuevo Código reconoce la inversión mixta para lograr las grandes obras de cabecera (avenidas, puentes, electricidad, agua…) en un modelo de cooperación entre la i.p. y el estado y prefigura un impuesto de plusvalías (que todavía habrá de diseñarse) pues el que se ve beneficiado en lo particular con una obra pública también debe entrarle con un poquito más.  
16.    Menos pleitos vecinales; la reforma impacta sustancialmente la manera como debe darse y estimularse la entrega recepción de fraccionamientos y condominios; como debe entenderse la figura de las asociaciones de colonos y –espero- traerá concordia y gobernabilidad además de una correcta definición de responsabilidades públicas y privadas sobre la ciudad edificada, la basura y la seguridad.  

17.    También se mejora la forma como debe ser manejada la política de regularización de asentamientos que hoy en Querétaro suman más de mil “fuera de la ley”. 
18.    En materia de gestión urbana se define, organiza y mejoran las condiciones para obtener diversas autorizaciones en materia de aprovechamiento del suelo. Mediante la definición de coeficientes y otros instrumentos de control territorial como son las subdivisiones y  las fusiones, los dictámenes de uso de suelo y las licencias de construcción, se dará certeza y seguridad jurídica a la población en general y se garantizará que el desarrollo de nuevos proyectos urbanos no atente contra la tranquilidad de vecinos y pobladores contiguos. 

19.    Respecto del vital líquido, la reforma mejora el marco normativo de la CEA y apunta hacia la correcta administración del agua con un sentido prioritario del drenaje tanto pluvial como sanitario, el uso, re-uso y saneamiento del agua como instrumentos esenciales de sustentabilidad. 
20.    Por último, la reforma le da a la Comisión Estatal de Caminos un mejorado marco normativo.  

Queridos lectores, el Ahora ya llegó. Felicidades a todos los actores de esta  Reforma pues es un logro legislativo que debe llenarnos de orgullo como pueblo.
Ahora es el tiempo de la sociedad civil y de los colegios de profesionistas para enriquecer la vida institucional del desarrollo urbano; es el tiempo de los grupos ambientalistas y de la academia para desempolvar proyectos olvidados y sobre todo de la población en general que, sin duda, es la que más sabe de urbanismo en su colonia. Por mi parte, los invito a conocer la ley para poder practicarla; creo que no debemos dejársela solo a los políticos porque luego le cambian el sentido, ya ven como son…
Por lo que a mi respecta, yo si le entro al reto de crear el  Querétaro de los próximos 50 años, al fin decía mi padre que los Ballesteros duramos mucho ¿quien me puede negar ese sueño?…
Gracias a todos por leer esta larga lista de novedades, pero vale la pena. Muy contento recibo sus mensajes en hacerciudad1@gmail.com, en la Página de Facebook Hacer Ciudad y en mi blog hacerciudad1.blogspot.com.     

ASPECTOS RELEVANTES DE LA INICIATIVA DEL TITULAR DEL EJECUTIVO QUE REFORMA EL CÓDIGO URBANO PARA EL ESTADO DE QUERÉTARO.

Síntesis de la Iniciativa a cargo del MNU y Lic. Gabriel Ballesteros Martínez

La Iniciativa de reforma al Código Urbano es fruto de un proceso de consulta pública que ha durado más de 10 años. Iniciado por el sector privado, la Legislatura o el Ejecutivo se ha intentado en cinco diversos momentos lograr los consensos para dar a Querétaro un nuevo marco normativo en esta materia.
Nuestro actual Código Urbano tiene diversos rezagos legislativos que hacen hoy muy complicada y por momentos imposible la planeación y la coordinación entre los distintos órdenes de gobierno a favor de la sustentabilidad y la sostenibilidad del desarrollo. Esto ha provocado dispersión presupuestal y un ejercicio excesivo de la facultad municipal para determinar usos de suelo. La Iniciativa propone:
1. Actualizar nuestra legislación urbana de acuerdo al texto vigente del Artículo 115 y a la Ley General de Asentamientos Humanos, de tal forma que se respete la libertad municipal para determinar los usos, reservas y destinos del suelo en el marco de la rectoría estatal sobre el ordenamiento del territorio de la entidad.
2. Establecer un marco cierto de responsabilidades respecto de los procesos de planeación regional, local y municipal, así como diversas escalas de programación del desarrollo urbano a efecto de inhibir la especulación, definir zonas de conservación, áreas no urbanizables y prefigurar el más óptimo aprovechamiento del recurso suelo, sin atentar contra el medio ambiente y heredar costos a las próximas generaciones.
3. Propone crear un Instituto de Planeación y Ordenamiento del Territorio con participación mixta sociedad y gobierno, y establece las bases para estimular la consolidación de nuestros centros de población.
4. Reconoce el fenómeno metropolitano que se da en la Ciudad de Querétaro más allá de la simple conurbación que pudiera repetirse al interior del Estado, estableciendo a las administraciones municipales tanto la oportunidad como la obligación de planear en conjunto y convenir para brindar servicios públicos comunes a la población intermunicipal, induciendo calidad en los mismos y procurando ahorros presupuestales.
5. Dar certidumbre a la planeación municipal, detallando la forma como deben ser propuestos, debatidos y liberados los planes parciales de desarrollo urbano municipales y la justificación para los cambios de uso de suelo a cargo de los Ayuntamientos.
6. Propone también la creación de una Procuraduría del Medio Ambiente y el Desarrollo Urbano, organismo de vanguardia encargado de velar por el cumplimiento de las disposiciones en materia de ordenación del territorio así como el control de la gestión urbana y los recursos naturales; mejora la manera como puede ser ejercitada la Denuncia Popular, medio de defensa de cualquier queretano cuando estime que la autoridad, los particulares o ambos están violando le ley urbana.
7. Sugiere la inclusión de figuras de vanguardia de origen latinoaméricano para el control urbano y el correcto aprovechamiento del suelo urbano denominadas: “transferencia de potencialidad” o de derechos de desarrollo y los “polígonos de actuación”, que son acuerdos mixtos o solo entre particulares para desarrollar zonas enteras de manera congruente y corresponsable entre los ciudadanos.
8. Propone un conjunto de medidas para cuidar la imagen urbana y un capítulo sobre anuncios espectculares.
9. Define e infunde transparencia a la manera como el Estado y los Municipios deben tratar el derecho de preferencia o “del tanto” respecto de suelos en régimen ejidal factibles de incorporarse a la urbe.
10. Propone un nuevo y moderno marco jurídico para la política de vivienda, procurando mejores espacios y equipamientos para las familias queretanas.
11. Define y aporta un nuevo marco normativo para la mejora sustancial de la regulación en materia de desarrollos inmobiliarios, mejorando las condiciones de gestión y legalización de los proyectos; aclara la distribución de las cargas y beneficios del proceso de hacer ciudad, dando certeza y seguridad jurídica a los empresarios desarrolladores de fraccionamientos, condominios y conjuntos tanto habitacionales como comerciales e industriales.
12. Aclara las dimensiones, cualidades y maneras en que deben darse las transmisiones gratuitas obligatorias o también conocidas históricamente como “donaciones” para equipamientos, áreas verdes y espacios públicos de calidad. En este punto se aporta de manera relevante una modificación a la naturaleza de esos traspasos obligatorios dejando claro que son cargas administrativas obligatorias más que donaciones de carácter civil.
13. Propone también la inversión mixta para lograr las grandes obras de cabecera en materia de infraestructura y el aporta el modelo de obras por cooperación.
14. Mejora sustancialmente la manera como debe darse y estimularse la entrega recepción de fraccionamientos y condominios, lo que traería concordia y gobernabilidad además de una correcta definición de responsabilidades públicas y privadas sobre la ciudad edificada.
15. Desarrolla con el detalle que amerita la figura del régimen de propiedad en condominio, dando total claridad y gobernabilidad a esta forma tan común de hacer comunidad hoy en Querétaro.
16. Mejora la forma como debe ser manejada la política de regularización de asentamientos humanos e incorpora los observatorios urbanos como medios de control y vigilancia del uso delo suelo en la entidad.
17. Define, organiza y mejora las condiciones para obtener diversas autorizaciones en materia de aprovechamiento del suelo, mediante la definición de coeficientes y otros instrumentos de control territorial como son las subdivisiones, las fusiones; los dictámenes de uso de suelo y las licencias de construcción, dando certeza y seguridad jurídica a la población en general y garantizando que el desarrollo de nuevos proyectos urbanos no atente contra la tranquilidad de vecinos y pobladores contiguos.
18. Propone un nuevo capítulo que estipula como debe ser manejado nuestro patrimonio edificado consistente en los monumentos arqueológicos, artísticos e históricos.
19. Propone un nuevo marco normativo que permita la correcta administración del agua así como la provisión de los servicios de drenaje tanto pluvial como sanitario.
20. Desarrolla un nuevo marco normativo para las autoridades en materia de infraestructura carretera.
Con todas estas reformas, adiciones y modificaciones prácticamente se abrogaría la legislación vigente que data de 1992, dando paso a un moderno Código Urbano para el Estado de Querétaro del que fácilmente podrá desprenderse un sistema de reglamentos municipales para conformar así, con las nuevas instituciones de planeación, los modelos para la provisión de infraestructura, la Procuraduría del Medio Ambiente y del Desarrollo Urbano y el modelo de fomento a la vivienda; un nuevo y completo marco jurídico para garantizar un desarrollo urbano sustentable.

Nuevo Código Urbano: Cita ineludible e impostergable

Por MNU y Lic. Gabriel Ballesteros Martínez
La LVI Legislatura tiene un compromiso ineludible e impostergable; no es tan solo llevar al Pleno del Congreso y aprobar la Iniciativa de Nuevo Código Urbano presentada por el Titular del Ejecutivo; es darle cerrojo a un periodo de desmanes urbanos y permitir el advenimiento de una propuesta legislativa moderna y completa garante de un futuro sustentable, que induce el perfeccionamiento de la vida municipal y permite a los ciudadanos participar en el proceso de planeación y control del uso del suelo.
No hay pretexto, ya no cabe el cálculo político ni los intereses particulares; las Señoras y Señores Diputados, tanto titulares como suplentes recién desempacados tienen una cita con la historia moderna de Querétaro y con la obligación de terminar más de 15 años de consultas, foros y deliberaciones: darle por fin a Querétaro la oportunidad de tener la base legal para una visión única y a la vez compartida de su futuro. Es ahora, es ya.
Salvo aquellos que representen a los que quieren que el modelo siga igual, puede esperarse que se de el consenso. Entre otras cuestiones de la mayor relevancia, la Iniciativa permite a los regidores tomar su justa dimensión. Asumir un tamaño normal donde al tiempo que el Artículo 115 se pueda vivir a plenitud y sean capaces de definir el destino del suelo, esto suceda dentro del marco de un sistema de planeación diseñado entre todos y por encima de todos.
Y es que hay que decirlo, la urgencia de esta reforma no es gratis pues durante los últimos años ha llegado hasta el límite del escándalo el ejercicio abusivo e indiscriminado de estas facultades. Para los inversionistas y los desarrolladores, agentes con un valor prioritario, la Iniciativa significa un marco legal cierto, descifrable, con garantías.
Salvo aquellos que quieran seguir especulando con el suelo y que pudieran sentir una amenaza, el Nuevo Código Urbano traerá entre otras bondades la apertura de nuevos mercados: la vivienda vertical, la regeneración de la superficie ya urbanizada de Querétaro y la posibilidad de aprovechar los vacíos urbanos mediante la inserción de ventajas fiscales que incluso incidirán en la estabilización del valor del insumo primordial.
Para nosotros, los de a pie, el Nuevo Código Urbano traerá un nuevo derecho: nuestro Derecho a la Ciudad; que se traduce en nuestra posibilidad efectiva de exigir orden; de tener un mejor transporte, de disfrutar una mayor conectividad; pero sobre todo de contar con una mejor infraestructura, espacios públicos y vivienda de calidad. Todo eso está en juego esta semana.
Hace dos años inicié esta columna con diversos objetivos pero sin duda el principal fue impulsar el proceso de reforma a nuestra legislación urbana. Ahora, si todo sale como se espera, seguirá el momento de recrear los reglamentos municipales y procurar que los Ayuntamientos detallen libremente la manera como en cada uno de sus territorios debe aprovecharse el valioso y casi irrepetible recurso suelo.
Vendrá el momento de construir la Procuraduría del Medio Ambiente y el Desarrollo Urbano, de insertar el Instituto de Planeación dándole una estructura ciudadanizada abierta y democrática.
Vendrá el momento de construir los acuerdos de la vida metropolitana de la Ciudad de Querétaro y la oportunidad para San Juan de Río, Jalpan y Cadereyta para asumirse como el eje del futuro de la Entidad, en armonía con los distintos municipios del centro, la sierra y el semidesierto; sinergía hasta hoy trunca por falta de una planeación integral del desarrollo.
Por tanto, señoras y señores legisladores, la que tienen es una cita con la próxima generación… no la defrauden.

Juntos pero no revueltos (vivir en condominio)

Una verdad como un tren es que los mexicanos no sabemos vivir en condominio. Nos gusta juntos pero no revueltos. A la voz de “el mejor vecino es el que no conoces”, nuestra azteca y nada republicana apreciación de la vecindad nos lleva siempre a dos extremos: no participar o confrontarnos; la apatía o el autoritarismo. Y es que el asunto es relevante si consideramos que hoy en la práctica urbana, cualquier nuevo desarrollo adopta este régimen de suelo sin que se esté impulsando, en lo social, un nuevo modelo de interacción ciudadana.

La armonía en este modelo “moderno” de coexistir es un tema de gobernabilidad que debe preocupar al Estado y ocupar a los legisladores. Son escasos los condominios que una vez que la empresa desarrolladora se ha marchado, mantienen la calidad de sus servicios y el buen estado de equipamientos y mobiliario. Hay excepciones, claro que sí, pero en la mayoría de nuestros condominios existen serios problemas de mantenimiento y organización. Unos porque trabajan todo el día, otros porque les da flojera, el caso es que la participación comunal siempre se regatea tanto como la cuota mensual.

Dice la legislación urbana que el Secretario del Ayuntamiento es el amigable componedor de los conflictos condominales (Artículo 219 Código Urbano). Si bien en 1992 sonaba romántico encargarle esta bonita chamba, hoy el contenido de este precepto se materializa con dificultad. Los Secretarios tienen múltiples tareas y poca información; poco tiempo y cabeza para atender las maratónicas juntas vecinales. Valdría la pena que ahora que se está discutiendo la gran reforma, se reasigne esta competencia y se fortalezca a los Delegados municipales, quienes en verdad tienen el pulso de lo que pasa en cada territorio administrativo de la zona metropolitana.

En este contexto, un avalúo puede ser una desagradable sorpresa pues la afectación patrimonial de un condominio que chafea es general para todos los copropietarios, los materiales no avisan, solo acusan el paso del tiempo y la falta de cuidados. La realidad es que la plusvalía de una vivienda condominal no solo se estanca sino que incluso declina mientras que, curiosamente, el predial sube año con año.

Lejos y casi perdidas en el olvido están las enseñanzas de educación cívica que nos dieron cuando púberes. Recuerdo con cariño a la Maestra Villamil hablándonos de tolerancia y respeto. Hoy convivir, en la deficiente cultura de la vecindad que mostramos, puede significar un bullyng entre adultos peor que el que tiene preocupado a los Secretarios de Educación de todo el país.

Hace unos días el Diputado Gerardo Cuanalo le puso el cascabel al gato. Propone que se apruebe un nuevo reglamento de convivencia vecinal (¿?) del cual podemos esperar dos cosas: primero, que no sea solo una declaración de Diputado y dos, que en el caso de desarrollarse, la iniciativa no sea congelada en el “refri” que controla –ahora de nueva cuenta– Hiram Rubio. solo por provenir del PAN.

P.D. ¿Qué logros o que credenciales habrá presentado el ahora ex Director de Gobernación municipal para que fuera nombrado por sus superiores como Secretario Técnico? El descontrol en la vida nocturna de Querétaro no puede taparse con operativos de Antro Consentido para la prensa. Hoy los menores entran sin control a lugares como “el Clásico” y algunos empresarios rebeldes doblegan cualquier horario y cierran cuando se les antoja, afectando al colectivo representado por Rogelio Garfias. Por otra parte, el comercio en la vía pública requiere un trato firme –que no autoritario– pues acusa riesgo de tronar; lo que en otro tiempo fue armonía al interior de las principales organizaciones de comerciantes, hoy es división o incluso peligrosa anarquía.

Sintoniza en www.radiociudadypoder.com el Programa Hacer Ciudad bajo la conducción de Jorge Vazquezmellado y un servidor. Esta semana el tema es la política de vivienda y la emergencia declarada por los organismos intermedios en Querétaro; a todos nos afecta de una forma o de otra.